La lucha para evitar que el coronavirus se expanda por Estados Unidos parece haber quedado en segundo plano para el presidente Donald Trump, quien, una vez más, priorizó su guerra con los medios de comunicación.

Tras acusar a la CNN de hacer "todo lo posible para que el coronavirus luzca tan malo como se pueda, incluso causando pánico en los mercados", les pegó a los "incompetentes camaradas demócratas", de quienes dijo que no hacen "nada" más que hablar.

"Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y mi administración están haciendo un gran trabajo al manejar el coronavirus, incluido el cierre temprano de nuestras fronteras a ciertas áreas del mundo", destacó, antes de agregar: "No importa qué tan bien lo hagamos, sin embargo, el punto de discusión de los demócratas es que nos está yendo mal. Si el virus desapareciera mañana, dirían que hicimos un trabajo realmente pobre e incluso incompetente".

En Estados Unidos hay 57 casos confirmados de Covid-19, aunque por el momento no se registraron víctimas mortales.