E l príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono que ostenta en la actualidad su madre, Isabel II, dio positivo en las pruebas por coronavirus, informó ayer la casa real británica, pero destacó que se encuentra en buen estado de salud. El temor sigue estando en si se pudo haber contagiado la reina, de 93 años, quien sigue en aislamiento.

El príncipe de Gales, de 71 años, presenta "síntomas leves", pero, "por lo demás, se encuentra en buen estado y trabajando desde casa en estos últimos días como de costumbre", informa la nota oficial que da cuenta del primer contagio dentro de la familia real británica.

Su esposa, la duquesa de Cornualles, en cambio, dio negativo a las pruebas realizadas por el Servicio Nacional de Salud, en Aberdeenshire, y ambos están aislados en su residencia de Escocia.

"No es posible asegurar dónde contrajo el príncipe el virus, dado el gran número de compromisos que ha tenido por sus ocupaciones públicas en las últimas semanas", precisó la casa real. Pero el diagnóstico se conoce quince días después que Carlos estuvo en un evento en Londres con el príncipe Alberto de Mónaco, quien también dio positivo hace unos cinco días, al igual que un miembro del personal del Palacio de Buckingham.

Además, según contabilizan los distintos medios británicos, el príncipe de Gales estuvo por última vez en el Palacio de Buckingham el 12 de marzo en otro evento oficial donde también participó la reina Isabel, por lo que se teme por la salud de la monarca y su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo.

Ambos están juntos en el Castillo de Windsor, a 60 kilómetros de Londres, pero según se informó están en buen estado de salud.

No obstante, la casa real aclaró que el príncipe Felipe no estuvo presente en esa reunión, y que la reina ahora estaba "siguiendo todos los consejos apropiados con respecto a su bienestar".

El resto de la familia incluyendo el príncipe Guillermo, nieto de la reina y su esposa Kate, se encuentra en el Anmer Hall en Norfolk, en el noreste de Inglaterra, mientras que el príncipe Harry y Meghan Markle están en Canadá.

Mientras tanto, Sarah Ferguson, de 60 años, duquesa de York y ex esposa del príncipe Andrés, compartió un mensaje en Instagram, en el que expresó que la "Madre Naturaleza ha retomado el control" y "nos ha enviado a nuestras habitaciones como niños consentidos".

El brote de coronavirus provocó hasta el momento más de 8.000 contagios y al menos 422 fallecidos en el Reino Unido, donde esta semana el primer ministro Boris Johnson ordenó el confinamiento total de la población.

La pandemia llevó a modificar la agenda de la casa real británica, cancelando fiestas y la visita de Estado que tenía previsto ofrecer en primavera al emperador de Japón, Naruhito.

En ese marco, la reina Isabel II también suspendió su habitual desplazamiento hacia el Castillo de Windsor, que habitualmente se realiza previo a la Semana Santa.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos