L a ciudad alemana de Hanau, ubicada unos 25 kilómetros al este de Frankfurt, continúa conmocionada luego de la peor matanza de su historia, perpetrada por Tobias Rathjen, un ciudadano alemán de 43 años que promovía en sus redes sociales el "exterminio completo de muchas culturas y razas". El hombre -que acribilló a nueve personas de ascendencia extranjera, mató a su madre y luego se suicidó- tenía fascinación por el nazismo y adoraba a Adolf Hitler.

Mientras incontable cantidad de militares y policías recorría las calles donde ocurrieron los hechos, decenas de vecinos continuaban encerrados por temor a nuevos atentados, luego de que el miércoles por la noche Rathjen masacrara a nueve personas en dos bares de shisha, de la comunidad turca, y dejara cuatro heridos de gravedad. Luego, al llegar a su casa, escapando de la policía, asesinó a su propia madre y minutos más tarde se quitó la vida.

El agresor, de nacionalidad alemana, ultraderechista y con licencia de armas de caza, había preparado un texto y un video para explicar su matanza. "No todos los que tienen un pasaporte alemán son valiosos y de raza pura", señaló en la carta. Rathjen también recalcó "la necesidad de destruir a ciertas personas cuya expulsión de Alemania ya no es posible".

Cuando los uniformados llegaron a su vivienda, su padre fue demorado, pero no se lo consideró sospechoso de participar en los crímenes y quedó libre.

Por su parte, uno de los profesionales que tuvo acceso a la carta explicó: "Odiaba a los extranjeros y a los pueblos no blancos. Aunque no mencionó al islam, hizo un llamado para el exterminio de varios países en el norte de África, Oriente Medio y Asia Central (que tienen una población mayoritariamente musulmana)".

Mensaje a los yanquis

El pasado 13 de este mes, Rathjen había subido a YouTube un video en inglés dedicado "a todos los estadounidenses", en el que afirmaba que Washington está "controlado por sociedades secretas invisibles" que utilizan "métodos maléficos y desconocidos como el control mental".

También se refirió a la existencia de "profundas bases militares subterráneas" en el país. "En algunas de estas alaban al mismísimo diablo. Abusan, torturan y matan a niños pequeños en cantidades increíbles, y esto ocurre desde hace mucho tiempo. ¡Despierten!", exclamó e instó a los estadounidenses a "localizar las bases" y "tomarlas por asalto". "Es su deber como ciudadanos", concluyó.

Antecedentes

Después del ataque contra una sinagoga en Halle, en octubre del año pasado, las autoridades alemanas habían intensificado la supervisión de grupos de extrema derecha, reclutando cientos de oficiales. El autor de ese atentado, identificado como Stephan B., también había publicado un manifiesto abiertamente racista y transmitió en vivo el tiroteo. Posteriormente admitió una motivación de extrema derecha y antisemita.

El viernes de la semana pasada, la policía alemana detuvo a doce miembros de un grupo de extrema derecha que planeaba atacar mezquitas y objetivos asociados con refugiados y migrantes.

Ver más productos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

Ver más productos