En Sudamérica, el Comité Olímpico Brasileño acompañó la voluntad de Estados Unidos a través de su titular, el ex judoca Paulo Wanderley, en un comunicado oficial. En tanto, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) indicó en su página oficial que "la salud debe prevalecer por encima de cualquier otra cuestión".