El mítico estadio brasileño tendrá una nueva función. El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, anunció que el Maracaná será un hospital de campaña para tratar a los pacientes con Covid-19.

"En los próximos 15 días vamos a tener 900 lugares para recibir pacientes en hospitales de campaña, hicimos compras de emergencia de materiales y respiradores, es muy probable que montemos un hospital de campaña en el Maracaná, tenemos que elegir el mejor lugar para hacerlo", afirmó.

De esta manera, el templo carioca se sumará al Pacaembú paulista y a los estadios del Corinthians, el San Pablo y el Santos. En Uruguay también aportará el estadio Centenario de Montevideo para ayuda a combatir la enfermedad.