Los dos delincuentes merodeaban por la zona de la avenida Mitre y Suipacha, en Quilmes, a la espera de alguien desprevenido para realizar una entradera. Vieron bajar de un auto a una mujer y a su esposo, que caminaba con muleta. Al advertirlo quisieron escapar, pero por la lesión del señor lo hizo con las muletas en la mano y dando saltos, hasta detrás del vehículo. Mientras que su mujer les dio una paliza a los dos y los obligó a irse corriendo y sin robar. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad.

La mujer primero enfrenta al delincuente que llevaba la cabeza cubierta con una capucha naranja y este también la golpeó. En ese momento fue que intervino su cómplice, pero la mujer siguió repartiendo trompadas y logró la fuga de los ladrones sin que pudieran concretar el asalto. El video se viralizó en las redes y consiguió el apoyo de los usuarios. Otros señalaron las graves consecuencias que pudo haber tenido su resistencia.