L a Justicia ya investiga a un joven de 22 años que viajó con síntomas de coronavirus en Buquebus desde la ciudad uruguaya de Colonia y generó un caos ayer en el puerto cuando los 400 pasajeros debieron quedar aislados en un hotel. El hombre ya fue sumariado y judicializado, a la espera de los resultados de las pruebas médicas para confirmar si tiene la infección por lo que, eventualmente, podrían imputarle un grave delito que conlleva penas de hasta 15 años de prisión.

A su vez, dos mujeres que iban a bordo del mismo buque y fueron trasladadas por prevención a un hospital para ser sometidas a controles más exhaustivos quedaron detenidas por negarse a esos estudios y serán imputadas por desobedecer y resistirse a la autoridad. Ahora se encuentran en el Hospital Churruca.

El joven, en tanto, quedó detenido en el Instituto Agote y posiblemente hoy podría ser imputado. También podría quedar sujeto a "medidas patrimoniales para garantizar bienes" ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebus obligados ahora a cumplir cuarentena.

El caso se registró por la noche del último jueves cuando efectivos de Prefectura Naval y personal de la Dirección Nacional de Migraciones detectaron a un pasajero con síntomas antes de llegar a Buenos Aires con 423 personas, 404 pasajeros y 19 tripulantes. Los efectivos establecieron que el joven había evadido los controles.

Identificado como Luca Singerman de 22 años, su padre, Pablo, dialogó ayer con los medios y negó que su hijo se haya escapado de un centro médico en Montevideo -como había trascendido- y aseguró que cumplió con la cuarentena tras volver de España (país donde estuvo previamente). Además, explicó que "avisó cuando se enteró por WhatsApp que su estudio realizado en Uruguay dio positivo, quiso ser responsable". Ante esta situación, todos debieron ser alojados en hoteles. El hotel Panamericano albergó un total de 327 personas, mientras que el Escorial (Salta 92) y el hotel Presidente (Cerrito 850) recibieron al resto, todos con custodia policial.

Melisa Adad, una de las pasajeras aisladas, contó que pasó "siete horas en el barco sin saber qué iba a pasar". Ahora, ya alojados, entre los pasajeros del buque circula la versión de que el joven "se subió al barco con síntomas y que se asustó cuando dijeron que había que firmar una declaración jurada". Adad agregó que en el barco "había un pasajero trasplantado y una paciente oncológica muy angustiada".

Por la tarde de ayer, los pasajeros comenzaron a hablar con los medios televisivos al poner sus números de habitaciones en las ventanas: "Estamos desesperados", expresó uno de ellos. "Básicamente estábamos sin comer, nos dieron un sanguchito a cada uno. Niños llorando, nos trataron espantoso. Fue horrible lo que pasó", explicó Mariana.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos