L os casos de coronavirus aumentan en la Santa Sede y para tratar de mantenerse a salvo, el papa Francisco, de 84 años, recibió ayer la primera dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech, durante la primera jornada de la campaña de inmunización. El Vaticano será el primer Estado en el mundo en vacunar al total de su población, compuesta por unos 4.730 residentes.

El Pontífice, que por su edad forma parte del grupo de riesgo, fue vacunado "en un sector del atrio del Aula Pablo VI acondicionado especialmente" para inmunizar a los hombres del clero, residentes, jubilados, trabajadores y los guardias suizos del Vaticano.

A Francisco le darán la segunda dosis de la vacuna dentro de tres semanas, por lo que llegaría a estar inmunizado para poder cumplir con el viaje programado a Irak, entre el 5 y el 8 de marzo.

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, confirmó el inicio de la campaña de vacunación tras recibir 10.000 dosis del fármaco que fueron adquiridas a fines de diciembre y que llegaron esta semana a la Santa Sede.

El propio Francisco había confirmado este fin de semana en una entrevista concedida a la televisión italiana que se había anotado en la lista para ser inmunizado y lo había considerado una "opción ética". "No sé por qué alguien dice ‘no, la vacuna es peligrosa’, pero si los médicos te la presentan como algo que puede ser bueno, que no tiene peligros especiales, ¿por qué no tomarlo?", afirmó, a la vez que analizó: "Hay una negación suicida que no puedo explicar, pero hoy hay que vacunarse".

En las últimas horas, el secretario personal del papa emérito Benedicto XVI, Georg Gainswein, agregó que también Joseph Ratzinger, de 93 años, se dará la vacuna "cuando esté disponible".

Logística de la campaña

El sitio elegido para vacunar a los residentes del Vaticano es un complejo techado, ubicado a un costado de la Basílica de San Pedro, en el que el Papa suele dar sus audiencias generales cuando llueve o en enero y agosto, cuando se intensifican las bajas y altas temperaturas.

La gestión del fármaco dentro de la Santa Sede está a cargo del Fondo de Asistencia Sanitaria (FAS), el ente que regula el sistema de salud de los casi 3.300 empleados vaticanos. Además del Papa, su guardia y cardenales, la primera tanda de vacunas será destinada los grupos que trabajan en primera fila contra el virus, como enfermeros, médicos y gendarmes, mientras que también estarán a disposición del grupo familiar de los empleados anotados en el FAS. Durante su mensaje de Navidad a fines de 2020, Francisco había pedido que los fármacos contra el coronavirus "estén a disposición de todos" y señaló que el descubrimiento de las vacunas era "una luz de esperanza en este tiempo de oscuridad e incertezas por la pandemia".

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos