Los pesquisas no descartan que la agresión haya sido consumada por un sujeto que se presume habría obrado por venganza, ante la posibilidad de que una de las empleadas del negocio no se hubiera sometido a la cuarentena por el coronavirus, tras haber regresado al país.