Pablo Ventura (foto) pasó cuatro días preso por el asesinato de Fernando Báez Sosa pese a que estaba a 500 kilómetros de Villa Gesell. Mientras el grupo de rugbiers golpeaba hasta la muerte con trompadas y patadas a Fernando a la salida del boliche Le Brique, Pablo dormía en la casa de sus padres, con los que había cenado la noche anterior en Zárate. ¿Por qué estuvo preso si no tenía relación con el homicidio? Cuando la policía entró horas después del crimen a la vivienda que los rugbiers alquilaban en Gesell, uno de los jóvenes declaró que Ventura había participado del ataque.

Pablo no jugaba el rugby, sino que remaba en el mismo club de los acusados, a quienes conocía pero sin ser siquiera amigos.

Sin embargo, los peritos encontraron en los celulares de los rugbiers memes e insultos a Ventura, de quien se burlaban casi en forma constante. Cada vez que estos chicos hacían una picardía, decían: ‘¿Quién lo hizo? Pablo Ventura’. Le hacían bullying.

Así, apenas después de matar a una persona, se les ocurrió involucrarlo en el asesinato. Cuando un policía preguntó de quién era una zapatilla manchada de sangre, dijeron el apellido Ventura. "Lo hicieron por maldad", opinó Pablo meses después, cuando el juez de garantías David Mancinelli lo desligó en forma definitiva de la causa.

La policía salió en busca de Ventura y lo encontró en su casa. Para sorpresa de toda la familia, lo detuvo, esposó y trasladó a la comisaría de Villa Gesell. Allí estuvo el tiempo suficiente para llorar angustiado y declarar que no tenía nada que ver con el asesinato. Así como distintas filmaciones permitieron encontrar a los acusados del crimen, la grabación de una cámara de seguridad del municipio de Zárate ubicó a Pablo llegando a la cuadra de su casa, en el norte bonaerense, en su auto, casi a la misma hora del crimen, después de cenar con su familia.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos