El adolescente detenido por el crimen admitió haber estado en el lugar del hecho, pero sostuvo no haber sido él quien mató al niño, ni tampoco haber abusado de la mujer. También manifestó que fue amenazado por Omar Alvarado (33), considerado el autor material del hecho, para que lo ayudara. Asimismo, aportó datos que permitieron hallar el teléfono celular que le habían robado a la víctima.