Arriba, el frente de la casa en demolición: Cramer 420, Villa Sarmiento, donde se ejecutó la masacre. En la otra imagen, la vivienda de los Arata, ubicada en Puan 387, del barrio de Caballito, donde fueron secuestrados. Postales de un terror inconmensurable que tuvo como principal eje los años infames de la dictadura militar de Videla y compañía. El episodio se registró en la antesala de la vuelta a la democracia, en 1983.