U n encuentro muy emotivo. Lo primero que pensó Jonatan Tabares cuando el pasado martes el repartidor Fernando Marino murió en sus brazos, tras ser baleado en un robo en Adrogué, fue conocer a su familia para decirle que no había muerto solo y disculparse por no haber podido salvarlo, lo que finalmente sucedió ayer cuando un primo de la víctima lo llamó porque querían conocerlo y mirar "los ojos de la última persona" que estuvo con él. Y les dejó un mensaje de consuelo: "Voy a apoyarlos en lo que necesiten. Yo le decía a la madre que si la situación hubiese sido al revés y yo era el que estaba tirado en la calle, Fernando hubiera hecho lo mismo". Ese vecino fue un testigo clave en el hecho porque fue la primera persona que se acercó a Marino segundos después de haber sido baleado por dos delincuentes en moto y los familiares de la víctima quisieron conocerlo para que les cuente cómo lo ayudó. "Fue un cruce de emociones al ver el dolor de la madre, del padre, de su pareja, su padrino, primos y tíos... Realmente fueron ellos en los primeros en quienes pensé cuando lo sostenía a Fernando en mis brazos", dijo Jonatan (31). El joven contó que Matías, primo de Fernando, se comunicó con él para preguntarle si podían ir a conocerlo. "Me agradecieron como si lo hubiese salvado. Me trataron como si fuera un héroe y yo no lo siento así, siento que fracasé en lo que intenté hacer", sostuvo aún con dolor. "Es más, les pedí perdón, pero les dije que se queden con el consuelo de que no murió solo", recordó al borde de las lágrimas. Por su parte, Matías dijo que la decisión que tomaron en familia para ir a conocer a Jonatan se dio luego de regresar del entierro de su primo y que tenían la necesidad de "reconstruir entre nosotros cómo fue todo". Matías sostuvo que estar en el lugar donde fue asesinado su primo "fue feo y muy movilizante" y reconoció que aún no puede ver el video donde se observan los últimos minutos de vida de Fernando. La madre de Fernando le pidió a Jonatan si podía sacarse el barbijo para poder mirarle la cara. "La mamá me miraba a los ojos y me decía que quería mirarme porque fueron los ojos que su hijo vio antes de morir", recordó con angustia Jonatan, quien se describió como una "persona muy dura de sentimientos" y que padeció la muerte de su padre cuando tenía 6 años, pero que "jamás" le tocó "vivir una situación similar de que alguien se te muriera en tus brazos". Los familiares de Fernando le pidieron recorrer el trayecto que realizó el repartidor en sus últimos minutos de vida. "Al llegar a la esquina donde lo mataron nos detuvimos y conversamos un poco sobre el hecho. Me contaron que él había empezado hace poco a trabajar, que tenía sueños, que quería estudiar y que se había mudado hace poco con su pareja", relató Jonatan, quien sintió "alivio" al conocer la noticia de que la policía había detenido a dos sospechosos del crimen. "Nada te va a devolver a tu hijo, pero por lo menos no queda impune", le dijo a la madre.

Ver más productos

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

Ver más productos