L a esperanza de encontrar una solución al flagelo del coronavirus recibió un cachetazo por parte del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien advirtió ayer que en este momento "no hay una bala de plata" capaz de terminar con la pandemia. Más aún, dijo que "puede que nunca la haya". Sin embargo, la ilusión aumenta si se mira hacia Rusia, donde todos los voluntarios que recibieron la vacuna experimental presentaron inmunidad.

"Una serie de vacunas se encuentran ahora en ensayos clínicos de fase 3 y todos esperamos tener una cantidad de vacunas efectivas que puedan ayudar a prevenir la infección de personas. Sin embargo, no hay una bala de plata en este momento, y puede que nunca la haya", señaló Ghebreyesus. Además, el director de la OMS declaró que, por ahora, la única solución para detener los brotes "se reduce a los principios básicos de la salud pública y el control de enfermedades". "Testear, aislar y tratar pacientes, y rastrear y poner en cuarentena sus contactos", continuó.

El líder de la OMS aseguró que la búsqueda de la vacuna es un hecho histórico. "Existe la preocupación de que no tengamos una vacuna que funcione, o que su protección sea por unos pocos meses, no más. Pero hasta que terminemos los ensayos clínicos no lo sabremos", señaló.

Por otra parte, se refirió a la responsabilidad de cada persona para prevenir el contagio. "Se trata de mantener la distancia física, usar una máscara, limpiarse las manos regularmente y toser con seguridad lejos de los demás. Hazlo todo", solicitó.

La OMS informó que el viernes el Comité de Emergencia sobre Covid-19 evaluó el estado actual de la pandemia. "Hace tres meses, tres millones de casos de Covid-19 habían sido reportados a la OMS y más de 200.000 muertes. Desde entonces, el número de casos aumentó más de cinco veces a 17,5 millones, y el número de muertes se triplicó, a 680.000", afirmó Ghebreyesus.

Por otra parte, agregó que durante la semana pasada "varios países que parecían haber superado lo peor ahora luchan con nuevos picos en los casos", mientras que otros "que tenían una gran cantidad de casos ahora están controlando el brote".

La primera esperanza

Autoridades rusas informaron ayer que todos los voluntarios que recibieron la nueva vacuna contra el Covid-19, desarrollada por el Ministerio de Defensa y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, presentaron inmunidad contra el virus.

"En el hospital militar clínico Burdenko, el 3 de agosto tuvo lugar la revisión médica final de los voluntarios que participaron en las pruebas clínicas de la vacuna contra el coronavirus Covid-19", anunció la cartera de Defensa, que agregó que, al cumplirse 42 días de recibir la dosis, resultados "demuestran con claridad la existencia de una evidente respuesta inmunológica". Además, revelaron que no se detectaron efectos secundarios en ninguno de los voluntarios.

Por todos estos datos, las autoridades del Kremlin afirmaron que la candidata es segura y posee buena aceptación por parte del organismo.

Como la fase de ensayos clínicos ya se completó, las autoridades planean comenzar a aplicarla a la población en octubre. Los primeros en recibirla serán los trabajadores esenciales y los grupos de riesgo.

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos