E l 10 de noviembre de 2001, en una Bombonera en la que no entraba ni un alfiler, Diego Armando Maradona brindó su última presentación "con los cortos" puestos. Fue en su partido despedida, del que participaron figuras de todo el mundo. Y, fiel a su estilo, dejó una frase que hasta el día de hoy continúa repitiéndose: "Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha".

En aquella despedida, un Seleccionado argentino dirigido por Marcelo Bielsa venció (6-3) al "Equipo de las estrellas" con dos goles de Maradona, de penal, Claudio López, Pablo Aimar (también por duplicado) y Lucas Castromán. Para el combinado rival marcaron el croata Davor Suker, el francés Eric Cantona y el colombiano René Higuita, desde los doce pasos.

Y tras una ovación desde los cuatro costados, Pelusa agarró el micrófono y sentenció: "El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo. De eso que no le quepa la menor duda a nadie. Porque que se equivoque uno... Eso no tiene por qué pagarlo el fútbol. Yo me equivoqué y pagué. Pero la pelota... La pelota no se mancha...".

"Segurola y Habana"

El 7 de octubre de 1995, también en La Bombonera, Diego dejó un mensaje que sigue repitiéndose en cada pelea. En el partido de Colón, mantuvo un muy acalorado cruce con Julio César Toresani. ¿Por qué? Huevo se calentó por una dura entrada de Claudio Caniggia sobre Dante Unali, increpó al Pájaro y ahí Maradona saltó a defender a su amigo. "A Toresani le dije en la cancha que vivo en Segurola y Habana 4.310 séptimo piso. Que me venga a buscar y vamos a ver si me dura más de treinta segundos", comentó en zona de vestuarios sobre el cruce.

Años más tarde, en diversas entrevistas, reconoció que brindar los datos de donde vivía no fue la mejor decisión ya que todo el tiempo le tocaban el timbre para ver si lo encontraban y poder pedirle un autógrafo o una foto.

Idas y vueltas

La relación con Lionel Messi es particular. Por momentos muy cercanos, por momentos distanciados. Y en ese sentido, a lo largo de su vida Maradona protagonizó elogios ("Messi no necesita ganar el Mundial para ser el mejor del mundo", en 2014 antes del Mundial de Brasil) como críticas ("Messi es buena persona pero no tiene personalidad para ser líder", en 2016 se lo dijo a Pelé en un evento teniendo el micrófono abierto).

Su histórico gol

En el Mundial de México 1986, Maradona protagonizó un muy especial duelo contra Inglaterra. En ese sentido, en 2016 comentó sobre la previa de dicho compromiso que "si era por los argentinos, teníamos que salir con una ametralladora y matar a todos los ingleses. Pero nosotros nos alejamos de ese quilombo".

Y luego, en el libro "El Partido", de Andrés Burgo, Pelusa dejó dos frases sobre lo que fue su anotación con la mano contra los ingleses: "Lo juro por lo que más quieras: salté junto a Shilton, pero le di con la cabeza" y "muchos dicen que lo hice con la mano. Yo digo que lo hice con la cabeza y la mano de Dios". Y sentenció en su programa "La Noche del Diez", en 2005: "El gol contra Inglaterra fue con la mano".

El gran desahogo

En 2009, Maradona logró clasificar como entrenador al Seleccionado nacional al Mundial de Sudáfrica. El hito se vivió como un gran desahogo para Diego y sus allegados, quienes eran blanco de constantes críticas por parte de un sector del periodismo. "A los que no creyeron, con el perdón de las damas, que la chupen y la sigan chupando. Yo soy blanco o negro. Ustedes me trataron así, ahora sigan mamando", comentó en su momento.

Para posteriormente apuntar contra Juan Carlos Pasman, uno de los que más veces y con mayor dureza lo criticó. "Vos también Pasman, vos también la tenés adentro", contó.

Ya en la cita ecuménica en suelo africano, antes de jugar por los cuartos de final frente a Alemania, Maradona intentó motivar a los suyos con una frase que, con el diario del lunes, no le salió para nada bien: "No nos metamos en la cabeza el 4-1 de Alemania a Inglaterra, no nos comamos el chamuyo y la mentira".

Contra Macri

Maradona con el ex presidente siempre tuvo una pésima relación. Ya de su época en Boca, Pelusa manifestó que "pensé que venía Berlusconi y me encontré con el cartonero Báez", por la falta de refuerzos. Un tiempo después, se fue del club sin recibir el cariño y afecto de sus hinchas.

Ya en el último tiempo, la grieta entre Diego y Macri se profundizó por la ideología política de cada uno. En ese sentido, el ex funcionario había comentado en una entrevista que "yo eché a Maradona de Boca" y un puñado de horas más tarde, éste le respondió con un extenso texto en su cuenta de Instagram, donde sentenció entre otras cosas que "tus decisiones le cagaron la vida a dos generaciones de argentinos".

Y en el Día de la Lealtad, en la misma red social, demostró todo su amor por el partido. "Mi viejo fue peronista, mi vieja adoraba a Evita, y yo fui, soy y seré siempre peronista", comentó.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos