El Banco Mundial aprobó un préstamo de 130 millones de dólares para ayudar a Túnez a mitigar su inseguridad alimentaria agravada por el impacto del conflicto Rusia-Ucrania, informó hoy la agencia Tunis Afrique Presse (TAP).

"Túnez está enfrentando un importante problema en el suministro de granos debido a las dificultades para tener acceso a los mercados financieros y debido a precios mundiales cada vez más altos que han afectado la capacidad para obtener granos importados", dijo Alexandre Arrobbio, gerente de país para Túnez del Banco Mundial.

"Estamos trabajando muy de cerca con otros socios para apoyar al Gobierno de Túnez en sus esfuerzos por garantizar la seguridad alimentaria a la vez que aborda algunas de las reformas estructurales pendientes en el sistema agrícola y alimentario", agregó.

De acuerdo con Arrobbio, el préstamo fue aprobado el martes por la noche y ayudará a financiar vitales importaciones de trigo blando y proporcionará apoyo de emergencia para cubrir las importaciones de cebada para la producción de lácteos y semillas para los pequeños agricultores para la próxima temporada de siembra en este país del norte de África.

Fuente Xinhua

Ver comentarios