La creciente inflación en Chile se debe a la inédita escalada del Dólar y al alza en el precio de los combustibles, afirmó hoy lunes el ministro de Hacienda, Mario Marcel, luego de que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informara sobre el aumento de la inflación de 1,4 por ciento en julio pasado.

Con esto, los precios al consumidor acumulan un avance de 8,4 por ciento en el presente año y un alza de 13,1 por ciento a 12 meses, el mayor salto desde marzo de 1994 (13,7 por ciento).

Marcel señaló a los periodistas que ese resultado se enmarca en primer lugar "por el aumento del tipo de cambio", refiriéndose al precio histórico de 1.000 pesos por unidad que alcanzó la divisa estadounidense en Chile el mes anterior.

Por otra parte, mencionó que julio pasado "fue un período de 'peak' (cima) en el aumento del precio de los combustibles", con lo que atribuyó cerca del 40 por ciento de la inflación del séptimo mes del año al componente transporte y gasolinas.

Marcel explicó en esa línea que las medidas adoptadas recientemente por el gobierno "fueron en previsión de este escenario", como la entrega de un bono cercano a los 130 dólares a las familias más pobres durante el invierno.

Aseguró que el contexto inflacionario "se va a extender durante este año y, por lo menos, de acuerdo a nuestras proyecciones, el próximo año desde el primer trimestre en adelante deberíamos empezar a ver una recuperación".

De acuerdo con datos oficiales, se espera que la inflación en el país sudamericano se sitúe por debajo de 13 por ciento durante el tercer trimestre, para cerrar el año en torno al 10 por ciento.

Esta cifra se aleja cuantiosamente del rango meta establecido por el Banco Central del 3 por ciento y traspasa la barrera de las últimas tres décadas.

Por esta razón, el ente emisor decidió en julio pasado subir nuevamente la tasa de interés de política monetaria (TPM) en 75 puntos base hasta 9,75 por ciento, por sobre las expectativas del mercado.

Fuente Xinhua

Ver comentarios