El Gobierno de Argentina concretó hoy martes un nuevo canje de deuda por dos billones de pesos (unos 15.000 millones de dólares) correspondiente a compromisos que vencían entre los meses de agosto y octubre y que se lograron posponer para el año 2023, informó el Ministerio de Economía del país sudamericano.

La operación financiera que contó con el 85 por ciento de aceptación voluntaria por parte de los tenedores de títulos constituye la primera a cargo del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, tras los sucesivos cambios suscitados en el área económica del Ejecutivo argentino.

"En la operación de conversión se recibieron un total de 1.233 ofertas que representaron un total de valor nominal de 15.662 millones de dólares, lo que equivale a un valor efectivo de 2 billones de pesos", indicó la cartera económica.

A cambio de la multimillonaria deuda en moneda local que vencía en el corto plazo, el Gobierno argentino ofreció "bonos en moneda dual" (en Dólar y en pesos atados a la inflación) que vencerán entre junio, julio y septiembre del año 2023.

Los títulos canjeados fueron, en primer término, tres Letras del Tesoro en pesos, una de ellas ajustada por inflación, que vencen el próximo 16 y 31 de agosto y cuyos montos transados hoy representaban compromisos por más de 407.000 millones de pesos (3.041 millones de dólares, según el tipo de cambio oficial mayorista del Banco Central).

Asimismo, se intercambiaron Bonos del Tesoro ajustados a la evolución inflacionaria que vencían el próximo 20 de septiembre por más de 333.000 millones de pesos y otra Letra que caduca el 30 de ese mes por más de 62.400 millones de pesos.

Los compromisos más fuertes estaban previstos para finales de octubre con el vencimiento de dos Letras del Tesoro por más de 543.000 millones de pesos (4.060 millones de dólares según el cambio oficial), detalló el ministerio.

El ministro argentino de Economía, Sergio Massa, calificó el canje de "exitoso" asegurando que se trató de una operación que permitió "aliviar la situación financiera del próximo trimestre".

"Despejar los vencimientos nos posibilita trabajar de manera más ordenada sobre los recursos y gastos que tenemos para administrar las cuentas públicas, además de dar certidumbre a la economía doméstica. Agradezco el enorme trabajo del equipo de Finanzas", expresó el flamante ministro.

Fuente Xinhua

Ver comentarios