El Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijo hoy viernes que se requieren urgentemente 418 millones de dólares en los próximos seis meses para aumentar la asistencia en el Cuerno de África debido al aumento en los niveles del hambre ante las consecutivas sequías y la amenaza de hambruna que se cierne.

El PMA dijo que la severa sequía en el Cuerno de África podría continuar en los próximos meses, además de una quinta temporada de escasas lluvias a finales de este año.

"Aún no se vislumbra el fin de esta crisis de sequía, por ello debemos obtener los recursos necesarios para salvar vidas e impedir que las personas se hundan en niveles catastróficos de hambre e inanición", dijo el director ejecutivo del PMA, David Beasley, en un comunicado emitido en Nairobi, la capital de Kenia.

Desde el inicio del año, otros nueve millones de personas han caído en una severa inseguridad alimentaria en Etiopía, Kenia y Somalia, lo que ha provocado que 22 millones de personas luchen por encontrar con qué alimentarse, señaló el PMA.

Beasley concluyó el jueves una visita a Somalia azotada por la sequía, donde más de siete millones de personas, cerca de la mitad de la población del país, sufren una aguda inseguridad alimentaria y 213.000 enfrentan condiciones de hambruna.

Beasley visitó la ciudad sureña de Bardhere y se reunió con familias, incluidos niños desnutridos y sus madres, quienes fueron forzados a abandonar sus hogares y viajar largas distancias a través de áreas en conflicto en busca de asistencia humanitaria.

"Las personas aquí han estado esperando años que llueva, pero no pueden esperar más para recibir una ayuda alimentaria vital. El mundo necesita actuar ahora para proteger a las comunidades más vulnerables de la amenaza de una hambruna generalizada en el Cuerno de África", dijo Beasley.

El PMA indicó que está triplicando el número de personas a las que llega la asistencia alimentaria vital en la zona de Bardhere, que acoge a decenas de miles de personas expulsadas de sus hogares por la sequía y el conflicto.

Durante la sequía de 2016/17 en el Cuerno de África, el PMA indicó que se evitó una catástrofe gracias a una acción temprana, y señaló que la asistencia humanitaria aumentó antes de que hubiera hambre generalizada, salvando vidas y evitando una hambruna devastadora.

Beasley agregó que el PMA tiene como objetivo de atención a 8,5 millones de personas en todo el Cuerno de África, más que los 6,3 millones de principios de año.

A principios de 2022, el PMA advirtió que 13 millones de personas en el Cuerno de África enfrentaban una grave inseguridad alimentaria debido a la sequía.

A mediados de año, con la cuarta ausencia consecutiva de lluvias, esa cifra aumentó a 20 millones y, ahora, se prevé que la cifra vuelva a aumentar hasta al menos 22 millones para septiembre.

"Esta cifra seguirá aumentando, y la gravedad del hambre se agravará si la próxima temporada de lluvias (de octubre a diciembre) no se presenta y las personas más vulnerables no reciben ayuda humanitaria. Las necesidades seguirán siendo elevadas hasta 2023 y la hambruna es ahora un grave riesgo, particularmente en Somalia", añadió el PMA.

Fuente Xinhua

Ver comentarios