Llegada escandalosa de una parte de la delegación de Quilmes a la provincia de La Rioja tras un operativo que demoró más de la cuenta el arribo de la utilería al hotel donde se encuentran los futbolístas del plantel dirigido por el Chino Benítez.



La espera por más de dos horas se provocó a 35 kilómetros de la capital provincial, cuando la policía local requisó los equipajes de dirigentes del QAC, utileros e hinchas que estaban en el mismo micro, junto con otra cantidad de ómnibus que iban al estadio. En ese procedimiento se habría encontrado droga, que según trascendió, sería de consumo personal de uno de los pasajeros, quien habría exhibido el permiso correspondiente.

Lo cierto es que esta situación, le costó a Quilmes perder la posibilidad de realizar la clásica activación física que llevan a cabo los jugadores previo a cada competencia oficial. Sin embargo, se informó que el equipo se hará presente a partir de las 18 para afrontar el partido.