Luego de que el fiscal federal Ramiro González pidiera la imputación de Mayra Mendoza junto a otros funcionarios por el presunto manejo irregular de unos $535 millones que la municipalidad de Quilmes abonaba a cooperativas de trabajo, la intendenta de Quilmes rompió el silencio en Radio FMQ.


“La intención es que tenga más valor la noticia que la verdad. Hoy me encuentro dando esta pelea. Si tienen intención que deje de trabajar, que es gobernando de otra manera, no lo voy a hacer. Quizás esto puede llevar años, pero quiero que se sepa la verdad. Ojalá que también se haga tapa esa verdad”, dijo la jefa comunal.

Y agregó: “Que nadie piense que no voy a dar la cara ante los vecinos. Las cooperativas trabajan desde el 2008 en el municipio y ahora son contratos de trabajo que están hasta fin de año. o voy a frenar de trabajar, estoy convencida de contratar cooperativas o empresas sociales en caso de que se necesiten para otro tipo de obras”.

Sobre la interna del gobierno, Mayra indico que “nos comprometimos en 2019 de volver para ser mejores, y tenemos ese desafío. No tenemos que ser mejores que el gobierno de Macri, que es fácil y mediocre, sino mejores que nosotros mismos”.

Y sostuvo: “El gabinete económico no tiene que ver con el sector del Frente de Todos que de alguna manera está relacionado con Cristina. Tiene que ver con personas allegadas al presidente de la nación y está en sus manos el rumbo económico que tome la Argentina y que termine reflejado en las familias de nuestro país”.