Luego de dos años y medio de gestión, Ángel García dejó de ser el secretario de Servicios Públicos de Quilmes para ocupar su nuevo cargo de Defensor Adjunto de Ambiente y Asociaciones Civiles de la provincia de Buenos Aires.

En Radio FMQ, el funcionario indicó que la Defensoría del Pueblo es un “organismo que va creciendo que tuvo un fuerte impulso desde 2017, con la llegada de Guido Lorenzino, que va creciendo y hoy es un espacio donde recurren muchísimos vecinos de la provincia”.



A su vez, este martes se hizo efectiva la renuncia a la banca en el Concejo Deliberante de Quilmes, lugar por el que había sido elegido en diciembre de 2019. “El cargo para el que fui electo es un cargo de cinco años, en este caso cuatro y medio y es incompatible con el cumplimiento de otra función”, dijo.

Y agregó: “No voy a dejar de ser un militante político. Estamos con muchas ganas de aportar a la gestión, y es un buen momento para que otros compañeros y compañeras de nuestro grupo tengan mucha presencia en la gestión y de cara a un 2023 que no se presenta fácil pero que encaramos con esperanza, para eso militamos y desde luego, desde la defensoría pondremos todo el esfuerzo para colaborar con los quilmeños y las quilmeñas y ayudar a la intendenta”.

Ver comentarios