En este marco, aclararon que el día del Censo los ciudadanos deben permanecer en el domicilio actual "sin importar lo que figura el documento Nacional de Identidad", esto significa que si no se realizó el cambio de domicilio, de igual forma se debe completar el cuestionario dónde reside actualmente. "La persona debe censarse en el lugar donde vive independientemente de lo que diga el DNI", enfatizaron desde el INDEC.


Cabe recalcar, que el Censo 2022 es obligatorio, por lo tanto todas las personas que habitan el territorio nacional tienen que responder las preguntas incluidas en el cuestionario censal. Este cuestionario cuenta con 61 preguntas divididas en dos áreas. Una indaga sobre datos personales y la otra sobre las condiciones de la vivienda. Entre el total, están incluidas nuevas preguntas que buscarán reflejar mejor la actual coyuntura social.

El último censo nacional se realizó el miércoles 27 de octubre de 2010. En aquel relevamiento participaron más de 650 censistas y, entre otros datos relevantes, se arrojó que la población nacional estaba compuesta por 40.117.096 habitantes, 10,6 por ciento más que en 2001.

De acuerdo a la Ley 17.622 de 1968, se aplicará un castigo o pena económica sobre aquellas personas que “no suministren en término, falseen o produzcan con omisión maliciosa las informaciones necesarias para las estadísticas y los censos”. En esos casos, se fijó una multa cuyos valores mínimos y máximos se actualizan semestralmente.

“El objetivo es que los vecinos y las vecinas puedan ser censados en sus domicilios. En Quilmes tenemos aproximadamente 10.500 censistas para alcanzar el barrido en cada uno de los barrios. La última actualización dice que en Quilmes se hicieron 56 mil censos digitales sobre más de 200 mil viviendas”, explicó Julián Bellido, secretario de Gestión y Participación Ciudadana de Quilmes.

“Las actividades comienzan a las 8 de la mañana, estimamos que a partir de las 8.30 van a estar caminando los segmentos que tienen a cargo. Estarán hasta las 18 o 19 horas, va a colaborar mucho los vecinos que hicieron el censo digital”, aseguró.

Y agregó: “La planilla prevé que se señale si no hay nadie en la vivienda, pero se pide tratar de insistir en los términos en que quede en cercanía y sea posible. Cada censista va a hacer alrededor de 30 viviendas cada uno, puede ser promedio media manzana. Eso permite que si le quedó alguna vivienda sin atender pueda volver a ese lugar”.