Por Facundo Carlomagno:

Luego de tanta pálida en el torneo de la Primera Nacional, Quilmes'> Quilmes consiguió un triunfazo en Copa Argentina'> Copa Argentina por 2 a 0 frente a San Martín de Tucumán, jugando un gran segundo tiempo en el que justificó el resultado.

El partido arrancó favorable para el Cervecero, porque la primera que tuvo fue un centro cruzado que terminó dando en la mano de Lopes, Penel vio la acción y sancionó la pena máxima que Camilo Machado cambió por el 1-0, en una ejecución que estuvo a poco de desviar Sand, pero entró pidiendo permiso.


La ventaja hizo replegar al equipo desde, prácticamente, el primer cuarto de hora. La estrategia fue intentar aprovechar la velocidad de los delanteros en la contra ante un Ciruja que colmó el campo contrario por los costados y una lluvia de centros.

La más clara para los tucumanos la tuvo Sosa con un cabezazo en el área chica que hizo lucir a Budiño con un manotazo, sacando un gol prácticamente hecho.

El propio uno de Quilmes volvió a ser importante en un par de ocasiones más. La primera de ellas con sacándole un remate a Céliz y otra frente a Sansotre. El arquero fue uno de los artífices de lo que iba a ser el complemento.

Tras los primeros 45 minutos, la charla en el vestuario sirvió para acomodar las fichas. El Cervecero comenzó a encontrar los espacios ante un rival que se lanzaba el todo por el todo al ataque con los ingresos de Costa e Imbert. Sin embargo, el que aprovechó esa situación fue el conjunto de Benítez, que, a partir del manejo de pelota de Batista o López, le permitió ganar en tranquilidad y justificar la ventaja.

Cuando promediaba esa segunda etapa llegó la brecha que arrojó aún más calma a los más de 500 hinchas que se acercaron al Carlos Augusto Mercado Luna. Un pelotazo, que parecía no tener consecuencias, hizo dudar a la defensa tucumana y le permitió a Mauro Molina ejecutar una mediavuelta letal para Darío Sand y decretar el 2-0.

El desconcierto fue total para los dirigidos por Pablo De Muner, que contaron con la posesión de la pelota, pero no tuvieron ni la tranquilidad ni la inteligencia para poder descontar. Por el contrario, el QAC tuvo algunas acciones más aún para convertir el triunfo en goleada, pero no pudo aprovechar algunas más que tuvo sobre el cierre.

Fue triunfo. Importantísima victoria, para pisar fuerte, para darse cuenta que se puede, para comenzar a enderezar el barco e invadir de confianza a un plantel que necesita las victorias como agua en el desierto para demostrar por qué es uno de los más grandes de la categoría y merece un presente diferente.


Formaciones:

Quilmes: Matías Budiño; Martín Ortega, Rafael Barrios, Matías Cortave, Federico Tevez, Ivan Erquiaga; Richard Núñez, Kevin López; Julián Bonetto, Mauro Molina y Camilo Machado.

San Martín: Darío Sand; Nicolás Sansotre, Hernán Pellerano, Hernán Lópes, Lucas Diarte; Federico Jordán, Rodrigo Herrera, Valentín Larralde, Milton Céliz; Diego Sosa, Juan Meritello.

Árbitro: Ariel Penel
Goles: Machado y Molina (Q)
Estadio: Carlos Augusto Mercado Luna (La Rioja)