En astrología, cada signo representa un conjunto de características únicas en las que las personas nacidas bajo esa energía pueden sentirse identificadas.

Entre esas cualidades, se destacan las personas sinceras. Aquellas que prefieren decir la verdad aunque duela, y no dudarán en decirla a la cara. Tienen que tener mucho cuidado con las formas y saber que no pueden controlar lo que a los demás les pasa, sino entender que cada cual tiene su proceso y no tienen porqué ser bruscos a la hora de decir lo que piensan

Algunos de ellos, cuando están en una discusión con alguien que no les cae bien, pueden llegar a ser bastante hirientes, tomando las peores debilidades de la otra persona y decírselas de forma brutal. Ellos son:

Aires

Aries es puro fuego. Su impulsividad lo lleva muy lejos a la hora de un intercambio de palabras. El lema de los arianos es primero digo, después pienso. En ese decir, pueden llegar a lastimar a los demás, pero sin intención. Su verdadero objetivo es ir siempre con la verdad y harán lo que sea porque la otra persona se quite un velo de los ojos.

En ese afán, pueden llegar a decir cosas sumamente dolorosas, porque les cuesta mucho cuidar las formas. Lejos de hacerlo con maldad, siempre optan por ser lo más sinceros posibles en pos de ayudar a alguien a que se de cuenta de algo que tiene enfrente de su nariz y no está viendo.

Quizás lo que tienen que aprender arianos es, precisamente, a cuidar las formas, y que puede decir lo mismo pero de otra manera y la persona igualmente entenderá. Ellos, en su lugar, prefieren la terapia de shock.

Cáncer

Signo de agua, de los sentimientos más profundos. Cáncer es transparencia y emocionalidad. Si bien suelen esconderse en su duro caparazón para proteger sus frágiles emociones, a Cáncer se le nota lo que siente a diez mil leguas de distancia.

Si le preguntas cómo está y se encuentra en un momento delicado de su vida, no dudará en sacarse la careta y expresar sus sentimientos, aunque le cuesta romper la dureza de su caparazón, siempre elegirá la sinceridad ante todo.

Muchas veces puede jugarles en contra si tienen enfrente a alguien que puede aprovecharse de esa vulnerabilidad que uno siente cuando se deja ver por dentro. Pero a Cáncer no le termina importando, y siempre elegirá la transparencia y la sinceridad por sobre todo.

Leo

Los leoninos no le tienen miedo a la confrontación, es más, puede que la busquen. Cuando están involucrados en una discusión es muy probable que pequen de - muy - sinceros, y eso puede llegar a herir a alguien que sea un poco susceptible.

No le temen al campo de batalla y son muy orgullosos, por lo que harán lo que sea necesario para ganar una discusión. Es por ello que muchas veces acuden a su brutal sinceridad, que quizás termine lastimando a otros.

Más allá de eso, decir siempre la verdad es una gran virtud leonina y las personas nacidas bajo este signo están dispuestas a afrontar las consecuencias de esas palabras.