¿A quién no le tienta la posibilidad de cambiar algo o varias cosas del pasado? Todos, en algún momento de nuestra historia, sobre todo en la etapa adulta, pensamos en cómo habríamos reaccionado ante determinadas circunstancias si tuviése la alternativa de modificarlas.Quizá, están quienes sostienen que lo sucedido es lo mejor que podría haber pasado y, por otro lado, que con “el diario del lunes” la posibilidad del volver a los viejos tiempos y hacer unos cambios, sería lo ideal.

Pero ante esa posibilidad, el mundo zodiacal sabe cómo reaccionarías si tuvieses la “chanche” de cambiar algunas cosas que te hayan sucedido y que, quizá, marcaron un antes y un después.En el caso de los arianos, son uno de los signos que no pierden tiempo en desgastarse con lo que haya sucedido. Tienen muy en claro ya sufrió demasiado como para remover viejas heridas. Pero de volver al pasado, le bajaría dos rajitas a su lado impulsivo.

Para los taurinos, acostumbrado a seguir lineamientos y obtener resultados, saben que quedarse envueltos en una realidad amorosa que no funcionó, no sirve. Peor lo que le cuesta soltar es alguna equivocación, es el admitir que invirtió tiempo y esfuerzo en algún proyecto en el que confiaba.En cuanto a los geminianos, pasó por tantas situaciones buenas y malas a lo largo de su vida que, el desgastarse, no es una alternativa. Lo que si le irrita y bastante es el haberle abierto la puerta a personas y relaciones que no valían la pena. Situación que, por suerte, ya no le vuelve a pasar.

Para los cancerianos, la lección pasa por aceptar que sus sentimientos siempre serán demasiado para el otro porque no tiende de relaciones “a medias”. Y entiende de que si hay gente que volviese a aparecer de nuevo en su camino, no le hablaría ni en broma porque no quiere volver a ponerse en riesgo.En el caso de los leoninos, caen en cuenta de que no puede modificar su pasado, pero si tener en cuenta lo vivido para modificar su futuro. Y si volviera “para atrás”, una de sus claves estaría en que sería mas comprensivo consigo mismo.

Para los virginianos, que no son de engancharse con alguna persona, lo que lamenta es no haberse querido lo suficiente, ni mas ni menos que eso. Entender que su autoestima es mas importante que lo que haya sucedido y que debió amarse un poco más.En cuanto a los librianos, lo sucedido quedó en viejos tiempos. Pasado, pisado. Es el signo del zodíaco que tiene el valor de arrancar nuevos capítulos en su vida, incluso con lágrimas en los ojos. Pero si hay momentos en que los recuerdos visitan su memoria y la decepción se hace presente. Le gusta abrazar esa versión suya en la que fue ingenuo y aprendió.

Para los escorpianos, que sufrieron varias traiciones a lo algo de su recorrido, no tiene tiempo de revivir situaciones que le generaron angustia y dolor. No es partidario de tropezar con la misma piedra y elige enfocarse en lo que si puede cambiar de ahora en más.En lo que respecta a los sagitarianos, cumple cuando decide que ya es tiempo de no pensar mas en algo. Lo único que llega a lamentar es no haber lo suficiente con personas que amaba porque por andar recorriendo distintos senderos, se olvidó de que hay momentos que nunca mas volverán.

Para los capricornianos, apuesta a olvidarse de todo, aunque sea de vez en cuando. Son de los que necesitan, si o si, encontrar un momento relajante durante el día. Y eso le genera una suerte de “pesadilla interna” porque se arrepiente de lo que no hizo respecto del trabajo.Para los acuarianos, es de los signos que se les da por volver al pasado una y otra vez y se reprocha haberse entregado por completo a personas que no valían la pena. Y eso le impone trabas en sus nuevos vínculos porque ahora prefiere poner trabas antes de dejarse llevar.

Y, en lo que respecta a los piscianos, característico por estar siempre dispuesto a ayudar a otros, se hunde cuando regresa al pasado y recuerda cómo le rompieron el corazón. Lamenta no haber puesto su salud mental por encima de todo.