Cuando de amor se trata, los astrólogos aseguran que hay signos que están destinados a congeniar y otros que podrían terminar envueltos en un caos total si estuviesen en una relación amorosa. 

Aries y Cáncer:

En primer lugar, tenemos a esta pareja de opuestos, que de ninguna manera se atraen. Los Aries les encanta estar en su mundo, ir a su ritmo sin que nadie les diga lo que tienen que hacer y se caracterizan por ser un signo independiente. Por el otro lado, tenemos a los cangrejos, ellos suelen ser personas completamente dependientes, hogareñas, entregadas, les gusta compartir el tiempo en familia, por lo que el carácter de los Aries chocará fácilmente con los Cáncer.

 

Acuario y Tauro:

Acuario y Tauro son una pareja muy conflictiva, ya que los dos son muy testarudos, esto se convertirá en el factor principal que jugará en contra de esta relación. Por su parte, los nacidos bajo el signo de Acuario son personas rebeldes, no soportan sentirse controlados, ni seguir las reglas. Tauro es todo lo contrario porque detesta los cambios repentinos y son controladores. De esta forma, Tauro se cansará de lo impredecible de los acuarianos y Acuario se cansarán de lo controlador de Tauro.

Géminis y Virgo:

Ambos tienen carácter fuerte y son demasiado opuestos, esta relación es una de las más caóticas del zodiaco. Géminis suele ser independiente, hablador, imposible de controlar o parar. Virgo se caracteriza por ser un signo reservado, inflexible y fácil de irritar. Sin embargo, según los astrólogos, uno de los problemas es que los signos se atraen mucho físicamente, por lo que la relación podría tornarse tóxica.

Libra y Capricornio:

Libra es uno de los signos más fieles, amorosos y complacientes, muy opuesto a Capricornio, que es un signo narcisista que solo piensa en su bienestar. Esta es una de las primeras características que influyen en el caos emocional que pueden causarse. Por otro lado, la mente volátil de Libra pondrá impaciente a Capricornio, que siempre quieren tener todo bajo control.

 

Leo y Escorpio:

Leo y Escorpio son dos signos que parecen tener muchas cosas en común, pero la realidad es que la relación suele estar basada en sexo, por lo que no durarán mucho como pareja. Leo es un signo que ama ser el centro de atención, de la vida social, de los viajes, mientras que las personas nacidas bajo el signo de Escorpio suelen ser introvertidos, misteriosos, por lo que su estabilidad estará en riesgo debido a que no llegarían a comprenderse del todo.

Sagitario y Piscis:

Esta es una de las parejas menos compatible del zodiaco, en un principio la relación podría funcionar, pero con el paso del tiempo, la relación carece de futuro. Las personas de Sagitario se caracterizan por ser independientes y suelen estar en su mundo, por más de que estén en una relación. Esto va en contravía de los Piscis, pues los nacidos bajo ese signo, por el contrario, suelen ser dependientes y piden atención. 

Ver comentarios