Para la astrología, a partir de la fecha y hora de nacimiento, se abre todo un mundo enorme y magnífico que nos permite acercarnos un poco a la esencia de las personas. 

Con esos dos datos es que se puede construir el llamado mapa astral, que nos permitirá conocer la arquitectura de la personalidad de alguien, con su historia, sus marcas y su estructura más profunda. Si bien es esa carta natal la que nos da un panorama más rico, el signo solar puede darnos ciertos indicios sobre cómo es cada persona en su esencia más profunda.

Desde esa perspectiva, cada signo agrupa una serie de características que surgen de una interpretación y que en ningún caso son determinantes. Con esa premisa, podemos considerar personas más amables, reacias, estructuradas, relajadas, conservadoras o liberales. En ese sentido, es que también podemos considerar personas nacidas bajo signos más alegres o… serios y maduros. Ellos son:

 

Virgo

Signo terrenal, los virginianos se caracterizan por su personalidad crítica, precisión, reserva, y convencionalismo. Analizan hasta el más mínimo detalle y son bastante serios, por lo que tienen una actitud que según el estereotipo se podría llamar de “adulta”.

Virgo tiene una fuerte mentalidad analítica que les permite destacarse en muchos planos intelectuales, son ordenados y muy organizados. Además, les cuesta mucho descontracturarse y entrar en un mood lúdico, sientiéndose más cómodos desde la seriedad y la lógica. Los virginianos tienen un oído excelente para recibir las problemáticas de quienes más estiman y son grandes consejeros.

Capricornio

Los capricornianos son los más estructurados del zodiaco. Tienen sus objetivos muy en claro y trabajan a diario para alcanzar sus metas, por lo que les cuesta salirse del molde y “distraerse” con situaciones relajadas y entornos divertidos. 

Capricornio es sumamente prudente, y no se abrirá socialmente de forma fácil, sino que medirá extremadamente sus sentimientos e impulsos, al punto de parecer una persona “demasiado seria”. Se sienten mucho más cómodos en la “madurez” y son muy reservados.

Las personas nacidas bajo el signo de Capricornio son perseverantes y extremadamente planificadores, por lo que les cuesta mucho relajarse y divertirse. Se concentran en el deber y la responsabilidad, y mantienen un fuerte control sobre sus emociones.

Escorpio

Los escorpianos adoran jugar al misterio y a ocultar sus sentimientos, aunque tienen un gran corazón. Si bien, por ser un signo de agua son fuertemente emocionales, les encanta ocultar todo bajo un halo sombrío que deja a la seriedad y a la soberbia separados por una delgada línea.

Tienen opiniones férreas y les cuesta mucho que alguien les marque los errores. Son pasionales y magnéticos, por lo que tienen una gran capacidad de sociabilización, pero no aceptan opiniones ajenas.

Ver comentarios