Con la fecha y hora de nacimiento de alguien, podemos llegar a tener algún indicio de cómo es en esencia. Si bien no es una ciencia exacta, la astrología intenta construir una arquitectura de las personas en base a su llamada carta astral, que nace de la conjunción de estos dos datos.

Lejos de dar precisiones, nos dan un esbozo de qué influencias planetarias se ejercieron en el momento y lugar de nacimiento, lo que nos puede llegar a trazar un camino para poder “leer” ciertos rasgos de personalidad.

En este sentido, cada signo posee sus propias particularidades, que nos pueden delinear personas más estructuradas, liberales, mentales, emocionales, y también aquellas que debido a ciertas características son muy pero muy irritables. Ellas son: 

 

 

Capricornio

Uno de los signos más precisos y planificadores del zodiaco, constantemente están planteándose objetivos a los que llegarán a fuerza de tenacidad y constancia. Esa rigurosidad y férreo control sobre sus actos hace que no toleren bajo ningún concepto que otros se entrometan en sus planes y metas.

Los capricornianos tienen una gran mente madura y no conciben la idea de que alguien se ponga en el medio entre ellos y sus objetivos, porque eso hará que estallen de los nervios. 

Capricornio es muy responsable y tiene un gran sentido del deber, son muy tradicionales y convencionales, por lo que las excentricidades suelen ponerlos un poco incómodos.

Virgo

El signo más responsable y meticuloso, Virgo lo hace todo con mucha precisión y detalle. Por este motivo, si querés poner “de los pelos” a un virginiano solo tenés que meterte en lo que está haciendo con mucha lógica y su propia metódica.

Virgo tiene una gran mentalidad analítica y es extremadamente ordenado, por lo que no toleran compartir tareas con alguien que no tenga un mínimo nivel de organización, porque sus nervios pueden volar por los aires.

Los virginianos buscan el detalle y la perfección en todo, aspecto que puede ser un gran valor, pero también jugarles en contra, ya que no todo el mundo está preparado para que todo funcione como un relojito. Si no sale todo de esa forma, puede estresarse al punto de ponerse muy irritable y pasarla mal.

Aries

Aries necesita arrancar y terminar todo ya. El signo del inicio, tiene una ansiedad que por momentos puede superarlo completamente. Puede ponerse muy irritable si tiene cerca personas muy pacientes y detallistas, porque quiere todo para ahora.

Los arianos son muy apasionados y no andan con medias tintas. No solo quieren todo para el momento, sino de la manera más intensa posible y se ponen muy nerviosos si alguien no está a la altura de esa entrega.

Aries ama la aventura, los retos, y tiene un gran don de mando. No sabe lo que es la timidez, por eso suele ser un poco avasallante para quien recién lo conozca.

Su combatividad e impulsividad a la hora de hablar hace que puedan tornarse irritables, bruscos, imprudentes y que puedan llegar a herir sensibilidades con su improvisación.

 

Ver comentarios