Cuando varios chicos empezaron a sufrir mareos, dolores de cabeza y hasta vómitos, las autoridades del establecimiento decidieron llamar al servicio médico. Al llegar las ambulancias, la institución dispuso que se suspendan las clases. 

Mareado. Uno de los alumnos afectados.

Personal médico recomendó que cuando lleguen a sus casas, los chicos se laven bien las manos, enjuaguen los guardapolvos y tomen otras precauciones para evitar otros cuadros. 
 

Según informaron, la fumigación se había realizado el miércoles en el colegio secundario. El curso del 5to grado que fue afectado está lindante a uno de los pasillos del Hipólito Yrigoyen y el viento habría arrastrado los productos tóxicos, según informó Radio Dos.