El presidente del Mercado de Hacienda de Liniers, Oscar Subarroca, afirmó que la plaza ganadera porteña se encuentra funcionando mediante el sistema de "ventas al oído", y aseguró que "no habrá desabastecimiento" de carne en el mercado interno, por las restricciones derivadas de las medidas de prevención ante el avance del coronavirus.

"Es importante dejar en claro que no habrá ningún tipo de desabastecimiento", subrayó Subarroca. En el marco de la estrategia de prevención de la expansión del coronavirus, el Mercado de Liniers modificó este jueves su operatoria, pero sin interrumpir el normal desarrollo de los remates.

Subarroca indicó que el mercado porteño funcionará "absolutamente y sin restricciones", y explicó que "sólo que en vez de realizarse remates de la forma habitual, con el objetivo de evitar aglomeraciones, se optará por la venta denominada al oído, donde el comprador se acerca al consignatario y define la adquisición de un lote de hacienda".

Remarcó que la medida, que tendrá vigencia en principio hasta el 31 de marzo, se encuentra "en línea con las decisiones del gobierno y con las recomendaciones del Senasa (el Servicio Nacional de Seguridad y Calidad Agroalimentaria) en cuanto a la prevención de la expansión del coronavirus".

Un vocero del Senasa afirmó que "no existe ninguna prohibición respecto del desarrollo de los remates" y aseguró que "no va a haber desabastecimiento" de carne en los comercios.

noticias relacionadas