Jujuy, Río Negro, Santa Fe, Tucumán, La Pampa. Cada provincia que analiza un retroceso de fase en alguna localidad tiene marchas de comerciantes furiosos, que rechazan el cierre de sus locales. Caravanas de autos y bocinazos contra las autoridades.

Salta, Mendoza se suman al pelotón, al igual que Neuquén. Los especialistas, mientras tanto, desesperan. Emiten cartas, testimonios, y videos contando cómo los sistemas de salud están al límite. Advierten sobre un posible colapso. Piden a las autoridades volver de fase. Cerrar la circulación del virus.

La tensión entre sostener la actividad económica o cuidar los frágiles sistemas sanitarios provinciales cumple este domingo seis meses, desde que comenzó la pandemia. Pero está en su pico máximo. El estrés de la larga cuarentena tiene a comerciantes angustiados por la prolongada ausencia de ingresos, y a los terapistas al borde del colapso por el cansancio de sus tareas.

Los especialistas asesores del gobierno nacional, que meses atrás cumplían el rol de funcionarios al defender las medidas que se adoptaban, llevan semanas de un respetuoso silencio. Esa voz fue parcialmente reemplazada por los médicos de terapias intensivas, que advierten por el riesgo del colapso y la desidia social.

"Hablando de provincias que mantienen un aumento sostenido, Jujuy, Córdoba, Mendoza y Tucumán notificaron muchos casos", aseguró esta mañana Carla Vizzoti, secretaria de Salud nacional.  

Botón rojo, oxidado

Esa situación complica a muchos gobernadores, que ven cómo aumentan los casos en sus distritos, pero quieren evitar reclamos sociales. También temen que, como pasó en algunos distritos del conurbano, los ciudadanos directamente dejen de prestar atención a las ordenes gubernamentales.

En Lomas de Zamora, por ejemplo, hace dos semanas están abiertos los locales gastronómicos. Desde el municipio aseguran que ellos no lo habilitaron y que el protocolo que se compartió entre todos los comerciantes es falso. Hablan de controles, de multas, pero mientras tanto las puertas están abiertas y la gente aprovecha para sentarse a descansar y tomarse un café. En San Isidro y La Plata hay autocines. Todos cuestionados desde el gobierno provincial. ¿Quién puede multar a un local que está al borde del cierre? ¿Quién quiere?

La semana pasada, la misma discusión tomó la política, en forma del debate por el “botón rojo” del que habló el presidente Alberto Fernández, quien no descartó utilizar ese recurso para frenar el crecimiento de los casos. Apenas unas horas después, la Secretaria de Salud nacional, Carla Vizzoti, explicó que “lo del botón rojo no es tan simple”, ya que “si no tenemos el consenso, el riesgo es que esa marcha atrás no tenga impacto y se siga muriendo la misma cantidad de personas”, detalló.

Provincias en rojo

Hasta hace un mes y medio, el mapa del coronavirus en el país era bastante simple. El 96% de los casos se registraban en el AMBA, con Chaco y algunos distritos de Córdoba y Santa Fe aportando algunos episodios puntuales. Eso llevó a la mayoría de las provincias a avanzar en sus reaperturas. Los casos de Jujuy y Mendoza fueron emblemáticos, al igual que San Juan.

La provincia del norte llegó a ser propuesta como sede para disputar el fútbol de primera división debido a su robustez y ausencia de casos. Luego, un par de contagios llevaron a una rápida explosión del sistema, que hoy recibe asistencia constante para sus hospitales. Mendoza, en tanto, rechazó durante algunas semanas el pedido del gobierno nacional para cortar las reuniones sociales y otras aperturas.

Finalmente, cedió en algunos puntos en medio de una fuerte disputa política. Hoy el sistema está saturado, pero los comercios abiertos y las salidas nocturnas, permitidas. San Juan, en tanto, fue el primer distrito del país en retomar las clases presenciales. Apenas días después debió volver a fase 1 por un brote, que se logró controlar.

Hoy el AMBA representa el 56% del total de casos. Su curva se mantiene o baja levemente en muchos de sus distritos, en sentido opuesto a lo que sucede en el interior del país y de la provincia de Buenos Aires. 

Repasar el mapa que publican tanto el ministerio de Salud como algunos especialistas  genera preocupación. Mientras el AMBA evidencia una pequeña baja en sus contagios, las curvas de Santa Fe, Córdoba, Tucumán o Neuquén, por mencionar sólo algunos casos, tienen un pronunciado recorrido alcista.

Todos ellos pidieron ayuda al gobierno nacional. Hay un dato que complica aún más las decisiones: la rápida expansión que puede tener el virus. Ayer Santa Fé tuvo un nuevo récord de casos, y ya superó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en cantidad total de contagios y decesos.

Se trata de una provincia grande, con un sistema fuerte. Pese a eso, terapistas advierten que en Rosario ya no hay camas. La provincia suspendió las cirugías programadas para tener esos lugares disponibles. En otros distritos, como Salta o Río Negro, la capacidad de respuesta es menor. De ahí que el gobierno nacional envíe médicos e insumos casi a diario.

En ese marco, el gobierno nacional sigue el diálogo con los gobernadores para definir los próximos pasos. A diferencia de las aperturas, que debían ser aprobadas por la Nación, los cierres son decisiones exclusivas de los mandatarios. Y la tensión sigue en aumento.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos