Las agrupaciones sociales nucleadas en el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) terminaron el acampe iniciado el miércoles alrededor del Obelisco porteño como parte de un plan de lucha contra la política económica del Gobierno, pero se mantienen en el lugar hasta la realización de su asamblea, prevista para las 10.30 del jueves.

Las consignas de la protesta se centraron en el llamado a “un paro general activo”, “basta de ajuste y tarifazos” y “no al acuerdo con el FMI”.

En tanto, reclaman “un aumento salarial de emergencia, obras públicas e inversiones para los barrios y las provincias”, según indicaron en un comunicado.

La vocera de FOL, Marianela Navarro, explicó su cuáles serán las medidas a tomar de ahora en más: "Esta lucha continúa con el lanzamiento de la Marcha Federal que realizaremos todos los movimientos sociales partiendo desde distintos puntos del país el 28 de mayo y terminará frente al Congreso Nacional el 1 de junio”.

La marcha tiene como fin impulsar el tratamiento de leyes como la de expropiación de barrios populares, de emergencia alimentaria y una ley nacional de infraestructura social, según anunciaron días atrás los organizadores.

El miércoles por la tarde, los manifestantes marcharon desde el Obelisco a la sede del Ministerio de Economía con pancartas con las leyendas “30% de inflación, 30% de aumento de salarios” y “basta de tarifazos”, entre otras, para regresar nuevamente al Obelisco donde pasaron la noche. Esta tarde, volverán a marchar por las mismas consignas.