La empresa de transportes Andesmar descartó este martes que el micro que volcó esta madrugada en las Altas Cumbres de las provincia de Córdoba, provocando cinco heridos graves y al menos 24 lesionados. circulara en exceso de velocidad. 

A través de un comunicado, la compañía consignó que "según se pudo verificar con el sistema de control de GPS con el que cuenta la empresa, la unidad no se desplazaba a exceso de velocidad al momento del accidente".

En el texto se aclara además que los choferes a cargo de la unidad cuentan con años de experiencia y capacitación en conducción y que al momento del accidente gozaban del correspondiente descaso.  

"La empresa desea llevar tranquilidad a las personas que resultaron con lesiones de distinta gravedad, como así también a sus familiares, por ello, ya está trabajando activamente en el apoyo constante a los pasajeros y en brindar contención a las familias", agrega el comunicado.

También puso a disposición de familiares y amigos de los pasajeros el teléfono 0810-122-1122 para atender consultas. 

El accidente ocurrió alrededor de las 5.50 y fue protagonizado por una unidad 5228 de la empresa Andesmar, que partió desde Mendoza el pasado lunes a las 18.20 con 44 pasajeros a bordo, aunque durante el trayecto algunos de ellos fueron descendiendo en distintas paradas.

Este fue el primer parte emitido por la empresa

El primer parte emitido por la empresa de micros.

En tanto, Santiago Ureta (42), el chofer que manejaba el colectivo de Andesmar al momento que desbarrancó, se encontraba esperaba este mediodía en la sede de la Fiscalía del Tercer Turno, a cargo de Jorgelina Gómez, para prestar declaración testimonial.

Allí, según informó carlospazvivo.com Ureta no quiso hacer declaraciones que quedaran registradas y sólo deslizó fuera de micrófono que venía a una velocidad normal y permitida, al tiempo que indicó que la fatalidad se produjo con una mancha de aceite o combustible en el pavimento que provocó el deslizamiento del coche y su posterior vuelco.

Contó que lo primero que hizo luego del siniestro fue quitarse del lugar del conductor y empezar a asistir a los pasajeros, momento en el que varios de ellos le propinaron golpes porque le reclamaban que iba muy rápido.

Por último, el otro conductor, llamado Roberto Cocha (46), se trasladó este este mediodía hacia su casa en la ciudad de Córdoba.

Santiago Ureta (42), el chofer que manejaba el colectivo de .Andesmar