El presidente del Grupo Aerolíneas, Mario Dell’Acqua, no descartó  radicar una “denuncia penal” contra los cinco sindicatos aeronáuticos que paralizaban vuelos en todo el país en reclamo de un aumento salarial en paritarias, al decir que actuaron con “saña” porque comenzaron la huelga antes de lo anunciado.

Además, insistió con que la medida “no es sólo gremial”, tras haber vinculado a los sindicatos cuando anunciaron el paro con el kirchnerismo y anticipó que se descontará del salario el día no trabajado a los empleados en huelga.

"Todavía no hemos tenido ningún incidente que amerite una denuncia penal pero, si hubiera, yo mismo voy a hacer la denuncia", advirtió Dell’Acqua en diálogo con radio Mitre.

El ejecutivo de la corporación estatal, que incluye a la empresa Austral, sostuvo luego que los sindicatos actuaron con “saña”.

"Una vez más, estos gremios acostumbrados al apriete, a la extorsión nos dicen que van a parar a partir de la medianoche y empiezan a las 6 de la tarde, y anularon todos los vuelos internacionales en un mandato de APLA. Esto no pasa desde 1986", protestó. Dell’Acqua dijo que el adelantamiento de la medida de fuerza le "hace pensar que no es por dos o tres puntos más de salario que están peleando" los sindicatos.

"Hacen un daño a las dos empresas, a los pasajeros y a los propios empleados, que hoy no van a cobrar su día de trabajo", finalizó.