La paritaria de los gremios aeronáuticos venció el 30 de septiembre y sus dirigentes piden un 26% de recomposición salarial sobre la base de la inflación. La empresa Aerolíneas Argentinas se mantiene en su oferta inicial de 20% no remunerativo con cláusula gatillo y ayer se frustró otra negociación en el Ministerio de Trabajo, donde finalmente se decidió un cuarto intermedio hasta el viernes a las 11.

Este jueves habrá reuniones individuales en Aeroparque con los representantes de los seis gremios: la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APSA), la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) y la Unión de Personal de Seguridad Aeronáutico (UPSA).

La audiencia se desarrolló. desde las 11 en la sede central del Ministerio de Trabajo y fue presidida por el viceministro de la cartera laboral, Horacio Pitrau. La falta de acuerdo entre los gremios y la empresa generó algunas demoras y cancelaciones de vuelos el jueves, que se profundizaron el viernes cuando por las asambleas realizadas por los trabajadores más de 40.000 personas no pudieron viajar.

Pese a la cancelación de los vuelos y la dificultades que se produjeron en el aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, los gremios responsabilizaron a la empresa ya que -según informaron- decidió la cancelación de los vuelos a partir de las 10 de la mañana del viernes. La dificultad central para arribar a un acuerdo entre las partes surge porque mientras los gremios exigen un 26 por ciento de recomposición salarial, la oferta de Aerolíneas-Austral hasta el momento es del 20 por ciento no remunerativo, e incluye una cláusula gatillo por inflación.

“Estamos abiertos a la cláusula gatillo para mantener un buen nivel salarial y proteger a los trabajadores de la inflación, pero no podemos dar cosas que no sean razonables”, aseguró el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua.