El calendario de tarifazos en los servicios públicos tendrá desde hoy un nuevo capítulo, cuando se publique en el Boletín Oficial la convocatoria a audiencia pública para discutir el aumento de la tarifa de agua de AySA. Mientras los usuarios todavía ajustan sus bolsillos ante las nuevas tarifas de luz y gas, que subieron desde enero, y ante el nuevo costo del transporte público, activo desde el primer día de este mes, los nuevos incrementos ya están en marcha.

Este jueves habrá audiencia pública para discutir el del gas: las empresas adelantaron que reclamarán desde el 30% al 45%. En tanto, desde AySA señalaron que solicitarán un ajuste del 26% sobre las boletas del servicio. Según informaron a Crónica, la audiencia pública está prevista para el 15 de marzo, y el nuevo cuadro tarifario comenzaría a regir desde el 1° de mayo.

Desde la firma aseguraron que la tarifa promedio "de un usuario residencial será de $208 por mes y por servicio, mientras que la tarifa mínima va a ser de $130 por mes y por servicio". De más está decir, acusan que la inflación elevó los costos operativos y que para mantener el plan de inversiones es necesario readecuar el cuadro tarifario.

Menos subsidios

Además, AySA buscará eliminar el subsidio que aún mantiene para casi un millón de familias. Según la propuesta de ajuste a la que accedió Crónica, "se propone una reducción paulatina de los descuentos zonales sobre los usuarios residenciales a lo largo de cuatro bimestres, comenzando el 1° de julio y reduciendo en cada uno de ellos un 6,25%".

En cambio, la empresa de control estatal habilitará para aquellos que dejen de percibir ese subsidio el ingreso a la tarifa social a quienes así lo soliciten. "De esta manera, lo que vamos a subsidiar es la demanda, y se mantiene la ayuda para los que verdaderamente lo necesitan", explicaron desde AySA.

Más inflación
La suba del agua dará otro impulso al alza sostenida de precios, en un año que arrancó con un 1,8% de inflación en enero, según los datos del Indec, y sumará otro 3% en febrero, según diversas consultoras privadas. A ello habrá que agregar marzo, que se estima también será alto.

En abril comenzará a regir la actualización del precio del gas, lo que sumará presión a la inflación, estimada en un 15% para todo el año por el gobierno nacional, y cerca del 20% según analistas internacionales.