Por Matías Resano
mresano@cronica.com.ar

A islados en pandemia, pero no por los protocolos que establece la cuarentena sino por el capricho y el odio de sus ex parejas, y por la inacción judicial.

Causales principales del penar y el infierno de centenares de madres y padres que no tienen contacto alguno con sus hijos, ni siquiera en forma telefónica, desde hace meses, incluso años. Un impedimento, y el desamparo que ello conlleva, que se profundizó en los más de cien días de aislamiento.

Hace 96 horas le dejaron en claro a Laura Torcisi que no siga insistiendo con llamar por teléfono a sus hijos, a pesar de que así lo establecieron las autoridades judiciales del Juzgado Nº 1 de Campana.

La desgarradora advertencia la recibió por parte del padre de los niños, argumentando este que “confundís a los chicos”. Al respecto, Laura relató a Crónica que “durante la cuarentena la jueza dispuso que haga videollamadas en privacidad porque el padre gritaba e insultaba. Entonces ahora los chicos no quieren hacerlas porque él se niega a respetar esa privacidad. Entonces recurrí a las llamadas comunes, pero les sacó el teléfono. Por eso les mandé un celular y no se los entregó. Pasaron cuatro días, y desde entonces tienen el teléfono apagado”.

En consecuencia radicó una nueva denuncia, con el fin de asentar un incumplimiento más de su ex pareja, desde que se apropió de los menores hace un año y tres meses, aprovechando un régimen de visitas.

“Las revinculaciones no se cumplen y hasta le manda mensajes a la asistente social diciendo que no va a llevar los chicos”, aseguró Torcisi. Un incumplimiento que se agudiza en tiempos de cuarentena, porque los plazos judiciales suelen ser más lentos que los habituales. Fe de ello puede dar Gabriel, papá de una pequeña de 2 años, a quien vio por última vez el 7 de enero, cuando se la restituyó a su madre.

Al día siguiente la mujer radicó una denuncia por supuesto abuso, al presentar la pequeña una irritación en su zona íntima. La acusación fue desestimada tras la realización de las pericias correspondientes, en las que también asientan que “el relato no es espontáneo”, en referencia a los dichos de la progenitora. Por lo tanto, el papá damnificado enfatizó que “la jueza del Juzgado de Familia Nº 7 de La Plata recién tomó cuenta de esto el 19 de mayo pasado. Todavía no tuvo acceso a la causa, lo cual demuestra que hubo inoperancia, se podría haber resuelto antes. Se perdió el eje, se tomó como eje la disputa entre mamá y papá, se me estigmatizó, y el eje es la nena”.

Por lo tanto, quien reclama reencontrarse con su hija reconoció que “me sentí burlado, me acusaron de abuso y no se investigó con severidad la verosimilitud de las acusaciones. Una Justicia lenta no es Justicia. A mí nadie me devuelve el tiempo perdido”.

El trasfondo de las odiseas de Laura y Gabriel es lo que la licenciada en Psicología Laura Caballaro llama “maniobras psicópatas”. En referencia a ello, Caballaro afirmó que “el ‘no te lo voy a dar’, o hacerle una denuncia sin sentido a la otra parte, son actitudes de psicópatas. El que hace la primera denuncia suele ganar, principalmente tiempo”. Por esta razón, aconsejó que el damnificado “si está seguro no debe quedarse. Tiene que seguir insistiendo, y si puede hacerlo visible”.

En este aspecto, muchos de ellos suelen recibir presiones judiciales o de sus ex parejas, mediante un bozal legal que puede poner en riesgo las posibilidades de volver a acercarse a sus hijos. La disputa por sus niños y el conflicto suele implicar ello tiene lugar habitualmente cuando el vínculo entre los padres no finalizó en buenos términos.

Al respecto, la licenciada Caballaro reveló que “se trata de contextos violentos en los que está inmerso el chico y los jueces acuden a los psicólogos para determinar si permite ver al padre o madre que presente ese comportamiento alterado. Los menores suelen manifestar si quieren verlos”.

Por lo tanto, la especialista señaló que “yo me baso en lo que me dice la criatura, si me manifiesta que no quiere ver a su padre o madre. Entonces se solicita que el progenitor en cuestión se someta a un tratamiento psicológico que le permita relacionarse sanamente con su hijo”.

Los jueces de familia acuden a la asistencia psicológica con el fin de priorizar el bienestar del niño, y en segunda instancia revincularlo con el progenitor no conviviente. Propósitos complejos, cuyos principales obstáculos suelen radicar en los maltratos verbales, físicos, e incluso en algunos casos que incluyen abusos.

Para identificar estas situaciones, los profesionales se entrevistan con el pequeño, mediante Zoom, y acuden al diálogo y a la confección de dibujos, los cuales suelen ser muy esclarecedores y escalofriantes.

En referencia a ello, Caballaro reveló que “una nena se graficó con los ojos vendados y su papá y la pareja de este riéndose. Así descubrimos que en cada visita a la menor la vendaban, y determinamos que no vuelva a ver a su padre hasta que este se someta a un tratamiento psicológico”.

Por causas como esta, la licenciada aclaró que “los nenes se convierten en adultos, adquiriendo un grado de madurez a veces mayor que el de sus padres”. Pero para eso, y con el afán de evitar sufrimientos, “se les da herramientas para identificar la situación violenta, aleccionarlos para que comprendan que ese comportamiento no es el pertinente, que les puedan decir que no a algo que ellos no quieren hacer, o para que no lo repitan con otros pares”, explicó la especialista.

No obstante, en dichos conflictos la última palabra la tiene el niño, que es esencial para definir tenencias y revinculaciones. Al respecto, la psicóloga enfatizó que “se respeta la decisión del chico por más que no sea la conveniente. Ha pasado que decidieron irse con padres que por años no le pasaron la cuota alimentaria. Puede ser porque estén influenciados y allí es fundamental un examen psicotécnico”, concluyo la licenciada Laura Caballaro.

Aislados por la pandemia del coronavirus: los chicos como trofeo de guerra.

Ver más productos

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

Ver más productos