El responsable de Defensa Civil porteño, Raúl Garnica, recomendó en la mañana de este jueves “no circular mientras dure la tormenta fuerte”, que calculan se dará durante todo la jornada, con el fin de evitar accidentes ante el alerta que rige para la Ciudad de Buenos Aires por lluvias intensas a partir del mediodía.

"Lo que nosotros tenemos desde Defensa Civil es que a partir del mediodía podría haber tormentas severas, con gran cantidad de agua en la Ciudad de Buenos Aires, aunque no sabemos la hora exacta”, indicó Garnica.

El funcionario señaló que “la principal recomendación es no salir a la calle durante la caída de abundantes lluvias. La tormenta suele durar no más de 40 minutos, la Ciudad cuenta con buen sistema de desagüe, lo que hace que a la media hora haya drenado el agua, entonces es importante no movilizarse durante el pico de caída de agua para evitar accidentes”.

Defensa Civil emitió asimismo un comunicado con recomendaciones para los vecinos, en el que además de sugerir no circular por calles anegadas, aconseja no colocar macetas ni sillas de plástico y retirar las colocadas en ventanas o balcones y asegurar los elementos que se encuentren en obras de construcción, tales como chapas, ladrillos o tirantes.

También pidió no manipular artefactos eléctricos que hayan estado en contacto con el agua, no arrojar latas, botellas u otros elementos que puedan obstruir los sumideros, ni depositar residuos en la vía pública en los horarios y lugares no autorizados.

Otra recomendación fue evitar trasladarse en zonas arboladas, no tocar columnas del alumbrado, cajas de luz, o cualquier tipo de cables que estén en la vía pública.

Para los automovilistas, Defensa Civil recordó la importancia de usar cinturón de seguridad y circular a velocidad reducida, siempre con las luces de posición encendidas. 

Finalmente, pidió que ante cualquier irregularidad que implique un riesgo, los vecinos se comuniquen de inmediato a la línea gratuita 103, de Emergencias en la Vía Pública y Edilicias.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantiene vigente un alerta para la ciudad por “lluvias y tormentas que pueden alcanzar intensidad fuerte provocando fundamentalmente abundante caída de agua y en forma aislada ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo”

Desde el organismo nacional alertaron que si bien las lluvias comenzarán al mediodía, la mayor intensidad en la Ciudad de Buenos Aires sería por la tarde noche, cuando “la precipitación acumulada podría alcanzar valores entre 50 y 100 mm”.

De esta manera según el SMN un sistema de baja presión, que afecta en la mañana de este jueves a la zona del Litoral, se desplazará en las próximas horas hacia el sudeste, provocando para la tarde-noche lluvias fuertes y tormentas en el área metropolitana, donde además se esperan ráfagas que pueden llegar a los 70 kilómetros por hora sobre el Río de la Plata durante la madrugada.

"Se está formando un sistema de baja presión en el Litoral, eso está dejando desde la madrugada tormentas y lluvias fuertes en el norte de Santa Fe, sur de Corrientes y norte de Entre Ríos", informó Ignacio López Amorin, difusor del SMN.

"En el transcurso de hoy esperamos que ese sistema de baja presión se desplace hacia el sudeste, hacia el sur de Entre Ríos, y que se profundice, esto es que la presión va a caer mas. Esto va a traer lluvias fuertes y algunas tormentas en el sur del litoral y noreste de Buenos Aires, incluida la Ciudad de Buenos Aires”, explicó el espacialista en el clima.

Más tarde, Amorín comunicó que “las lluvias más intensas se esperan entre la tarde y la noche de hoy, aunque por la inestabilidad pueden comenzar al mediodía” y agregó que "además se esperan vientos moderados que pueden alcanzar los 40 y 60 km/. con algunas ráfagas fuertes en la madrugada de mañana. Sobre el Río de la Plata las intensidades estarán entre los 50 y 70 km/h”.

Finalmente, informó que “para mañana a la mañana este sistema de baja presión se va a desplazar hacia el mar argentino y va a mejorar en la región”.

Ante este panorama, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recomendó no circular por calles anegadas, no colocar en balcones objetos que se puedan volar o desplazar y que se aseguren elementos que puedan haber quedado sueltos en obras en construcción.

También se pidió no arrojar latas, botellas u otros elementos que puedan obstruir los sumideros, ni depositar residuos en la vía pública, en los horarios y lugares no autorizados.