Por María Helena Ripetta 
@mhripetta 

Los estafadores siempre se acomodan a las circunstancias, a los miedos y a la desesperación de la gente para hacer trampas creíbles. Buscan cómo ingeniárselas para crear nuevos "cuentos del tío", según el contexto.

Aprovecharse de gente mayor diciendo que eran del banco que debían cambiar dólares por nuevos billetes y que ellos mismos pasaban a hacer el trámite. Y así se quedan con la plata. Ahora lo hacen sin poner la cara, accediendo a datos y obteniendo de la víctima los que les falta. Se aprovechan de la gente que necesita obtener el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), hasta crearon un logo de la Anses y se hacen pasar por empleados del organismo.

"Me llegaron al móvil dos llamadas con logo y todo, las respondo y me informan que me estaba llamando de la Anses por el Ingreso Familiar de Emergencia. Preguntan por mi hermano, que lo pidió porque está desocupado y hace dos meses que no se lo dan. Me dicen que mi hermano había puesto mi teléfono y que le tenían que hacer la transferencia. Me preguntan si tenía CBU, les digo que él no pero yo sí. Ahí me dicen que vaya a un cajero y en 10 minutos me volvían a llamar para seguir con el trámite", cuenta en exclusiva Crónica Guillermo Di Menna, que estaba muy preocupado por la situación de su hermano, que tiene dos hijas.

"Me vuelve a llamar, a mí me entra alguna duda, pero me dice su nombre, la sucursal desde donde llamaba. Me pide que cambie la clave itoken y se lo paso. Tenía muchos datos míos, que me pedía que corrobore y estaban bien. Me tiene mucho tiempo. Dudo y saco los 15.000 pesos que me permitía el cajero. Quedaban 30.800 pesos y 54,77 dólares", relata Guillermo.

"Finalmente me dicen que en dos horas se acreditaba la trasferencia del IFE", recuerda Guillermo que no dejaba de dudar, pasó por la comisaría para saber si hacían este tipo de llamados de la Anses. Al llegar a su casa quiso entrar en su home banking y no podía. Ingresó su correo y tenía trasferencias desde su cuenta de 30.800 pesos y 54,77 dólares, que él no había hecho.

"Entré porque mi hermano está desocupado, no tiene computadora, sé que necesita el dinero para darles de comer a sus hijas y tenían muchos datos que eran correctos. Quiero que se haga público para que no le pase a nadie más", sostiene la víctima de la estafa, que realizó la denuncia policial.

Ante situaciones similares a esta que sufrió Guillermo, el organismo informó a los solicitantes del Ingreso Familiar de Emergencia o de Tarjeta Alimentar que existen personas que se hacen pasar por empleados para robar información y reiteró que no solicita datos personales ni bancarios de manera telefónica, correo electrónico o mensajes de texto de tarjetas de débito o claves bancarias en ningún caso. En caso de recibir algún contacto en nombre de la Anses se aconseja no brindar información personal y remitirse únicamente al sitio del organismo, www.anses.gob.ar, o sus redes sociales oficiales. Los delincuentes siempre modernizan el cuento del tío.

La estafa en primera persona

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos