Las restricciones por la pandemia del coronavirus, provocaron que varios negocios tengan que cerrar, mientras que otros se las arreglan para subsistir a través de ingeniosas formas de promocionarse.

En el autoservicio Alto Valle de Neuquén, ubicado en la esquina de San Martín y Bejarano, a metros de la estación de colectivos de la capital provincial, aplicaron una novedosa movida de marketing en la que invitan a sacarse una foto con la carne.

"Alquilo costillar para selfie", dice uno de los carteles que se viralizó a través de las redes sociales. Crónica HD habló en exclusiva con Franco Kette, dueño del comercio, quien pensó todo para "sacarle una sonrisa a la gente".

Al ser consultado por el valor del kilo de asado, afirmó: "acá ronda los 800 a 900 pesos el kilo".

El comerciante aseguró que "las ventas bajaron mucho con las restricciones y cada vez que dictan algo nuevo, cae más", pero que intenta sobrellevarlo a través del humor.

Entre otros temas, se refirió al paro del campo y resaltó que "no tuvo falta de stock y que apenas se remarcaron los precios".

Además, opinó sobre los cortes más baratos acordados por el Gobierno en los supermercado: "Realmente no sé cómo harán para sostener eso acá en Neuquén".

Sobre los cortes que más salen en tiempos en donde el poder adquisitivo es menor, afirmó: "La gente está eligiendo la tapa de asado y la falda".