La Casa Rosada, sede del gobierno nacional, recibió en la mañana de este martes una amenaza de bomba mientras el presidente Mauricio Macri realizaba actos oficiales en la provincia de Santa Fe.
 
El llamado se realizó al número de emergencia 911 y, según los voceros oficiales “es una más de las que se reciben habitualmente”, mientras que los empleados de la sede gubernamental no habían sido evacuados del edificio.

Bomberos y efectivos de seguridad evaluaban los procedimientos de protocolo que se siguen en casos de estas características, pero a las 11.15 la actividad en la Casa de Gobierno era normal.

Luego, desde Casa Rosada afirmaron que fue “una falsa alarma”. En este sentido, los voceros remarcaron que allí la jornada transcurrió en un marco de “absoluta normalidad” y que, incluso, continuó desarrollándose la visita guiada de alumnos, programadas por las autoridades del Museo de la Casa de Gobierno junto a varias escuelas.