Hicieron allanamientos, donde se secuestraron celulares. 

Por Gabriel Arias 
garias@cronica.com.ar 

Desde hace unas semanas, la comunidad educativa del partido bonaerense de Tres de Febrero vive momentos de angustia debido a que han recibido muchas llamadas telefónicas en las cuales denuncian amenazas de bomba en diversos colegios de la zona, y si bien por ahora todo quedó en la nada, el hartazgo se hizo mella en aquellos que no quieren perder el derecho de aprender en la escuela.

En tanto, fuentes educativas locales confirmaron que “la investigación está en marcha y que ya hubo allanamientos en los cuales se secuestraron celulares, aunque no hay detenidos por la causa”. Además, se registraron episodios muy parecidos en Quilmes y Mar del Plata. Mercedes Sanguinetti, secretaria de Educación y Cultura de la Municipalidad de Tres de Febrero, le comentó a Crónica que “estos hechos comenzaron en la segunda semana de agosto y se van sucediendo en varios colegios. La más perjudicada es la Secundaria Nº2 de Ciudad Jardín, que es muy emblemática y tiene muchos alumnos y, además, está pegada a la Primaria Nº 17, con lo cual cuando se hace una llamada de amenaza de bomba, hay que evacuar a las dos escuelas. Estos episodios se fueron sucediendo con dos o tres amenazas de bomba por semana, con algún período en el cual no hubo, pero luego se volvió a repetir asiduamente”.

Las escuelas que sufrieron amenazas de bomba hace días son: Secundaria Nº 2 (Ciudad Jardín) con 1.700 alumnos, Secundaria Nº 3 (Caseros) con 400 alumnos, Nuestra Señora de la Merced (Caseros), donde fueron evacuados en el club 9 de Julio que se ubica a una cuadra; Instituto Martín Coronado (de dicha localidad) y Técnica Nº 2 (Martín Coronado), aunque también hubo pequeños altercados en otras escuelas del partido e incluso también en el Colegio San José de Quilmes.

La funcionaria agregó que “estamos trabajando con la Fiscalía de Seguridad, Secretaría de Educación y autoridades provinciales que están a cargo de la escuela, como la inspectora distrital o el Concejo Escolar. Lo que estamos haciendo desde la municipalidad es siendo facilitadores para que la fiscalía pueda investigar esto. Hubo allanamientos sobre todo para poder dar con los responsables de las llamadas, que son los que no permiten que haya clases normalmente, pero la resolución del problema la tiene la fiscalía y la justicia tiene que intervenir en este caso”.

Con relación a la parte judicial del asunto, hay que destacar que la misma es investigada por la UFI Nº 3 de San Martín, a cargo del doctor Daniel Cangelossi y su par Marcelo Sendot, e interviene la DDI de San Martín de Garantías 1º. La carátula de estos hechos es “intimidación pública”, que se aplica a casos en los cuales hay una falsa llamada por amenaza de bomba.

En cuanto a los allanamientos llevados a cabo, allí se secuestraron varios celulares y se espera que en los próximos días algunos de los sospechosos de concretar estos llamados sean citados a declarar ante la justicia, algunos junto a sus padres, ya que la mayoría de éstos son menores de edad. Por otro lado, la justicia de Mar del Plata investiga el origen de al menos 17 amenazas falsas de bomba registradas durante agosto, de las cuales cuatro fueron en las últimas 24 horas, en escuelas públicas y privadas.

La investigación está a cargo del fiscal Eduardo Amavet, titular de la Oficina de Determinación de Autores, quien dijo que existe “una gran preocupación por estas amenazas e intimidaciones públicas”, que en las últimas semanas provocaron la evacuación de las instituciones afectadas. “Deben tener algún factor común, pero vamos a ser prudentes para determinar eso”, aseguró el representante del Ministerio Público.