Un joven robó una pileta de fibra de vidrio a plena luz del día en el barrio San Salvador de la Ciudad de Córdoba ante la incrédula mirada de los vecinos.

Según establecieron los dueños de la casa, el ladrón tuvo que saltar una reja, para pasar por un jardín y así poder llevarse la piscina, que estaba apoyada contra una pared y lista para ser colocada.

"No estaba enterrada, sino apoyada. La habíamos sacado del patio interno y estaba dentro del jardín que tiene rejas. El delincuente las cruzó y sacó la pileta. Los vecinos que lo vieron cargándola le preguntaron por qué se la llevaba y él les dijo que se la habíamos regalado", contó Manuel Paredes, dueño de la pileta, a la policía.

"A cualquier hora te roban el auto, te rompen un vidrio, estamos cansados de vivir así", relató una de las víctimas.

Los vecinos afectados por el robo, ya hicieron la denuncia policial.

"Los ladrones siempre se van por el mismo lado. Somos trabajadores, salimos a trabajar y las casas quedan solas y lamentablemente, no podemos hacer otra cosa", agregó.  

"La policía nos custodia cuando ya pasaron los hechos. Nos sentirnos desprotegidos por nuestras autoridades", afirmó el hombre, que ya realizó la denuncia correspondiente en la comisaría local.

Pasadas casi 72 horas del hecho, la policía no pudo encontrar ni encontrar el natatorio y mucho menos, identificar al ladrón que no sería de la zona.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos