Las petroleras YPF, Shell y Axion aumentaron los precios de sus combustibles entre 8,5 % y 12 % por la suba del costo de producción tras la devaluación del peso. 

Los ajustes fueron de manera diferenciada entre la zona metropolitana y el interior del país para reducir la brecha entre las regiones. 

YPF

Yacimientos Petrolíferos Fiscales incrementó sus precios un 9,5 % para la Capital Federal y Gran Buenos Aires pero un 8,5 % para el resto del territorio nacional.

El  Capital Federal, el litro de súper saltó de $ 30,34 a $ 33,23, la Infinia (premium) de $36,42 a $39,88, el diesel 500 ascendió de $ 26,38 a $ 28,89 y el Infinia diesel subió de $ 31,65 a $ 34,65.

El sábado pasado YPF ya había aumentado sus precios hasta un 2,5 % por el nuevo incremento en el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que establece la AFIP.

También respondió al incremento en los precios de los biocombustibles con los que las petroleras cortan las naftas y el gasoil. Ahora, ese valor lo fija el secretario d. Energía, Javier Iguacel.

Axion

AXION energy ajustó entre un 10 % y un 12 %. La nafta súper quedó en $33,48, la premium pasó a $ 40,58,  el gasoil a $29,38, y el gasoil euro llegó hasta los $35,58.

Shell

Royal Dutch Shell subió el sábado hasta 12 % sus precios, pero ya sumó a su ajuste el impacto por la devaluación del peso frente al dólar estadounidense con la que se pagan las importaciones de crudo. 

Así, el litro de la nafta súper pasó de $ 30,28 a $ 33,91 con un ajuste de 11,98 %, la nafta premium de $ 36,95 a $ 40,99 con un aumento del 10,9%; el diesel de $ 27,26 a $ 30,53 y la diesel premium de $32,73 a $36,66, ambos con un incremento del 12 %.