Un auto quedó incrustado debajo de un camión de mudanza estacionado en el barrio porteño de Flores y cuatro personas resultaron heridas. El accidente ocurrió el sábado a la mañana en la avenida Alberdi, casi a la altura de San Pedrito. 

En el vehículo viajaban dos hombres y dos mujeres de entre 18 y 25 años. Los bomberos acudieron al lugar y cortaron el techo del rodado para rescatar al conductor que quedó atrapado. Los pasajeros fueron trasladados al Hospital Piñero y quedaron internados. 

"Aunque parezca mentira, aunque un vehículo venga a 30 o 40 kilómetros por hora, si no se aprieta el freno ya se genera un gran daño", reveló el director del SAME, Alberto Crescenti, quien detalló que el estado de los heridos no es de gravedad. 

Según las primeras investigaciones, el conductor se habría quedado dormido. Además, en el interior del rodado encontraron una botella de alcohol.

Había botellas de alcohol en el interior. 

"Yo creo que venía con el cinturón de seguridad porque si no, a esta hora, lamentaríamos víctimas", aseguró Crescenti. 

El auto quedo destruido. (@solotransito)

La parte delantera del auto quedó destruida por la caja del camión y el conductor sufrió algunos cortes y politraumatismos.

Los pasajeros fueron hospitalizados. (@solotransito)

Daniel, el dueño del camión estacionado, se enteró del siniestro minutos después de que sucedió. "Cuando llegué ya estaban trabajando los bomberos y SAME. No sé a qué velocidad venía el auto, pero desplazó el camión un metro y lo subió al cordón", reveló.