En conferencia de prensa estuvieron los representantes del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), de la Asociacion de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA).

El titular de SUTEBA, Roberto Baradel, comenzó solidarizándose con los trabajadores de Télam que no estaban presentes en el lugar y luego inició el reclamo por la crítica situación de la gran mayoría de las escuelas bonaerenses.

"Hemos convocado a la conferencia de prensa como frente de unidad docente para una movilización el día de mañana miércoles a la Dirección General de Cultura y Educación por la falta de respuesta ante la desidia y el abandono de las escuelas", inició el gremialista.

De esta manera, desde las 11 de la mañana en la Plaza Moreno, las asociaciones se movilizarán hasta la Dirección General de Cultura y Educación para reclamar la necesidad de resolver "problemas de infraestructura".

Luego de clamar por la falta de respuesta ante los reclamos de infraestructura escolar en las escuelas recordó el caso de Alejandro Tosseti, docente que casi muere electrocutado en una escuela de La Plata. "Podría haber sido una nene", aclaró.

"La desidia ya provocó la muerte de Sandra y Rubén en Moreno. Afortunadamente, el docente platense está fuera de peligro pero no quiere decir que sea intrascendente. La descarga lo tiró al piso y está en observación en el Hospital Italiano", manifestó Baradel.

Más tarde, hizo un relevamiento general del estado de las escuelas en la Provincia de Buenos Aires y disparó: "En San Fernando se hicieron 19 inspecciones y en 18 encontraron pérdida de gas. En la que no encontraron una falla fue porque hubo un incendio y estaba clausurado".

Los informes

Baradel enseñó filminas donde reveló la situación de las conexiones de gas y electricidad en 2000 escuelas bonaerenses.

"¿El estado de conservación de los artefactos de gas es seguro? El 67,1 % contestó que no. ¿La instalación de gas está en perfecto mantenimiento? El 61.3 % dijo que no. ¿Se controla la instalación de gas? El 75,6% manifestó que no", informó.

Luego, expresó los resultados de las instalaciones eléctricas. "¿Es controlada de forma periódica la instalación eléctrica? El 79% contestó que no se controla. ¿Se repararon y/o sustituyeron artefactos defectuosos? El 59% no dijo que tampoco. ¿Se encuentran en perfecto estado? Atención, el 72% dijo que no", concluyó.