Bauti necesita una médula para poder vivir. (Twitter)
Bauti necesita una médula para poder vivir. (Twitter)

 

La familia de Bauti explicó que el chico está culminando la última etapa de su tratamiento d. quimioterapia, pero necesita cuanto antes un donante de médula ósea compatible para aumentar sus chances de sobrevida.

El tipo de leucemia que padece es linfoblástica aguda ph1+ (cromosoma Filadelfia positivo), un tipo de cáncer de la sangre de alto riesgo. La afección puede comprometer órganos y sistemas, y hasta puede causar la muerte, si no se trata a tiempo.

El tratamiento se realiza por trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea. Siempre la primera opción es hallar un donante dentro del grupo familiar. Pero las pruebas de compatibilidad realizadas en los padres y una hermana de 10 años dieron negativo. Así que continúan en la búsqueda a través del Incucai y también de manera internacional.

Sobre la donación de médula ósea

La donación de médula ósea tiene la particularidad de ser un "trámite" sencillo y rápido, que no causa dolor ni riesgo de vida. Importante: ser donante de órganos no significa ser donante de médula. Y la médula ósea no es la médula espinal.

En principio, solo se trata de dejar una prueba de sangre. La donación sólo se hará efectiva una vez que se compruebe la compatibilidad del código genético (HLA) con el del paciente.

En ese caso, se trata de una única donación hecha por un donante vivo, en la que se dona un órgano (la médula) que se regenera por completo pocos días después de la donación.

Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos.

Una vez realizada la autorización (consentimiento informado), se tomará una pequeña muestra de la unidad de sangre del donante para realizar el análisis de su código genético (HLA).

Los datos de HLA se ingresan a la base informatizada del Registro Nacional que, a su vez, integra una Red Internacional que agrupa a más de 28 millones de donantes en todo el mundo.

Las CPH sólo se donan si hay alguien que lo necesite y si su código genético (HLA) es en un 100% compatible.