La justicia de Salta confirmó que el bebé prematuro murió durante el parto en Tartagal, tal como afirmó el padre al denunciar que hubo mala praxis de los médicos que atendieron a su mujer, ambos integrantes de una comunidad guaraní del norte provincial.

El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados de Tartagal, Pablo Cabot, informó que ya cuenta con el informe de la autopsia practicada al cuerpo de bebé, nacido la semana pasada en el hospital “Juan Domingo Perón”.

Según el informe el nene, de 24 semanas de gestación, murió a causa de la decapitación que sufrió durante las maniobras que le practicaron a su madre durante el trabajo de parto.

Luego de recibir el alta, los investigadores se entrevistaron con la madre, quien describió en forma pormenorizada la situación en la que llegó al hospital de la ciudad de Tartagal, 365 kilómetros al norte de Salta capital, y lo sucedido mientras era asistida.

Cabot debe ahora entrevistar a personal del hospital para avanzar con la investigación, indicó una fuente judicial.

Una vez concluido ese y otros trámites y obtenidos todos los resultados de los estudios médicos solicitados, el fiscal determinará la responsabilidad de los profesionales que atendieron el parto.
Luego de trascender lo ocurrido, circularon por redes sociales fotos del bebé ya sin vida, con su cabeza desprendida totalmente del cuerpo.

Fuente: Télam