Al menos unas quince localidades del Gran Buenos Aires quedaron anegadas durante el fin de semana, como consecuencia de una intensa lluvia. Decenas de familias tuvieron que ser evacuadas en los municipios de La Matanza y Pilar, además de anegaciones, caída de árboles y voladuras de techos. Bernal, Quilmes y La Plata fueron algunas de las localidades más afectadas.

Además, unos 35 mil usuarios en el conurbano y la ciudad de Buenos Aires quedaron sin energía eléctrica como producto de vientos con ráfagas que en algunas zonas alcanzaron los 90 kilómetros por hora.

En tanto, los anegamientos y caída de postes y árboles se generalizaban en distintos puntos del conurbano y La Plata, se producían también en distritos del interior bonaerense como Tandil, Rauch,Lincoln y Vedia.

Las lluvias del domingo, que en algunos distritos superaron los cien milímetros acumulados, con importantes anegamientos, dieron lugar, en la madrugada del lunes, a vientos intensos que derribaron postes y árboles, además de techos en varias zonas. En la mayoría de los distritos se registraban calles anegadas e intransitables, con ingreso de agua a las propiedades. 

 

Cañuelas, Monte Grande y Virrey del Pino

Al WhatsApp de “Crónica” llegaron numerosas denuncias con imágenes desoladoras desde varias localidades del conurbano bonaerense, que daban cuenta del drama de las inundaciones, con calles totalmente anegadas.

"Estamos como sapo nadando alzando todas las cosas. No quiero dejar mi casa, si sube mucho tenemos q salir con los chicos", relató a Crónica Lorena, de Virrey del Pino.

Por su parte, Flavia de Máximo Paz, localidad bonaerense de Cañuelas, indicó: "En el jardín que es en el otro lado del pueblo ya saben q si llueven los chicos no van. Y si nos enfermamos es como en la época de antes, te tenés que curar solo y tener la farmacia en tu casa. Si se incendia tu casa podés morirte calcinado porque a los bomberos están a dos estaciones. Esto es un puente que es la única salida al pueblo. Se desbordó el arroyo y nos quedamos varados".

Otros casos

"Vivimos en Mosconi y Los Andes. El sábado se inundó todo y el domingo empeoró", denunció a Crónica Aldana, una vecina de Bernal, cuya acera estaba intransitable.

Quilmes Oeste es un lugar olvidado, no son noticias como otras inundaciones grandes, sin embargo esto sucede cada lluvia fuerte”, aseguró Lucía, otra vecina que vive entre las calles 892 y 814.

“Estamos cansados de hacer el reclamo en la municipalidad. Cada vez que llueve, se inunda. Por no hacer algo tan fácil como el zanjeo de las veredas, nos dicen que mantengamos limpio, pero no se trata de limpieza. Hace tiempo que estamos así”, manifestó Eva, una vecina de la Delegación Manuel Alberti, en Pilar, donde las calles eran un lodazal.

Buenos Aires bajo el agua

El ministro d. Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, informó el lunes que "hay 4 millones de hectáreas bajo el agua" en territorio provincial por los temporales que afectan a la región desde hace un año.

"La provincia de Buenos Aires está sufriendo el embate de lluvias desde hace 10 meses y hay lugares en los que se registra. inclemencias desde hace quince meses. Las napas están muy arriba", dijo el funcionario bonaerense. 

Sarquís agregó en declaraciones a la señal de cable A24 que el 70 por ciento de las inundaciones que actualmente sufre Buenos Aires se verán mitigadas en un plazo de cinco años por las obras hidráulicas que se están haciendo en la actualidad.